Llorar por todo

Lloro porque tiro el vaso lleno de coca arriba del mantel limpio, lloro porque le encontré dos piojos a mi hijo, lloro porque tengo sueño, porque me duele la espalda, porque me agito cuando me baño. Lloro mirando una película pochoclera, lloro porque mi papá no me habla, lloro porque la persiana del comedor está rota hace un mes, y el lavarropas también, ah y la cañería de la pileta de la cocina también. Lloro porque me voy a mudar de mi barrio conurbano, lloro porque me pica la panza, porque mi tutor de tesis no me contesta los mails, porque esos perros de mierda rompieron otra vez la bolsa de basura. Lloro porque hace unos meses que lloro por todo.

Pero cuando lloro más fuerte y con lágrimas más grandes y con ahogo es cuando tengo miedo de tener dos hijos, de tener otro hijo cuando ya tengo uno de antes, cuando pienso en cómo voy a hacer para atender a un bebé, con la demanda que eso implica, teniendo que contener otro niño de 4 años que a veces es demandante como un bebé. Y pienso si voy a poder darle la teta, y si mi hijo mayor me va a odiar por no poder prestarle el 100% de atención, si me voy a animar a salir a la calle sola con los dos, y si cuando me agarre el desbande emocional me la voy a agarrar con él, o con mi novio. ¿Mirá si sigo así, llorando por todo eternamente?.

Mi novio me dijo que cuando tenía 17 años y quería aprender a manejar, miraba a las viejas de 60 al mando de un volante y pensaba para adentro “si esta vieja maneja un auto, como no voy a poder yo”. Y me trasladó el ejemplo a la cantidad de hermanos que hay en el mundo y a la cantidad de madres que tuvieron dos, tres, seis, diez hijos, y están todos más o menos bien. Y ahí dejé de llorar por todo porque el boludo me hizo reír.

Anuncios

10 pensamientos en “Llorar por todo

  1. Con uno de dosy otra de 8 meses sigo llorando. Salgo poco al acalle sola con los dos, porq no tengo de esos cochecitos mellizos y el de dos se escapa para cualquier lado. El embarazo lo PADECÍ el primero no tanto por haber buscado 3 años quedar embarazada, el segundo vino más rápido de lo que pensaba tuve acidez los 9 meses no podía comer nada, retorcijones y cuando parí terapia intensiva por una arritmia así que seguí llorando por culpa de que no disfrute el embarazo, que no me vinculaba con mi segundo hijo, que desatendí al primero…. En fin sigo llorando de culpa, de ahogo, de la vida de todo…..

  2. Agus es la primera vez que entro a internet despues de tantos dias y lo primero que descubri fue tu blog! y adivina que…. LLORE (y contengo la lagrima para no desbordar) al leer este post. estuve y estoy igual que vos! un abrazote!

  3. jaja! creo q a todas nos pasa lo mismo, es totalmente normal, yo x lo menos me preguntaba lo mismo, al principio se complica, igualq ue con el primero, edspues todo marcha…. cuando venga el tercero calculo que la pregunta será misma… en fin nos acostumbramos a todo!!
    beo gde! y deja de llorar!!! jajaj!

  4. Se puede… vas a ver que se puede. Mis hijas se llevan un año y medio, imagináte el miedo que tuve. Pero aprendés a dividirte en dos, en tres, en los que tengas. Y ellos aprenden a esperar, no les queda otra, y está bueno que eso pase.
    Una se sorprende de la cantidad de habilidades que tiene y que desconocía.
    Tenéte fé, es un poco complicado, pero te aseguro que se puede.
    Un beso grande!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s