El día de la madre de las famosas

Una de las revistas que le llevaron a mi vieja cuando estuvo internada la semana pasada fue la “Gente”. En una de las visitas me puse a hojearla y enganché una nota que cuando la vi se me hizo agua la boca. En la previa del día de la madre la revista hizo un especial de madres famosas, y la primera entrevistada del número especial no era otra que la mismisima Maru Botana. La seguían Valeria Mazza, Dolores Barreiro, Pia Slapka, Karina Mazzoco, y Nicole Neumann con sus perfectos hijos rubios de propaganda. Acompañando la foto de cada familia feliz había un mini reportaje donde las famosas comentaban qué significaba la maternidad para ellas.

“Ser mamá me hizo sentir completa”, “no conocía la felicidad hasta que tuve a mis hijos” o “disfruto ser mamá más que cualquier otra cosa” son las frases marketineras que eligieron las modelos, conductoras y actrices para transmitir a los lectores de Gente que significa la maternidad para ellas. Del lado B, por supuesto, ni hablar. 

A veces me pregunto si se puede desmitificar, hablar de la parte oscura, la que te baja los humos de un hondazo, la que las famosas de las revistas no te cuentan, sin demonizar a la maternidad. Porque no hay nada mas alejado de mi intención, sólo que es muy difícil sostener un ideal de mamá siempre feliz y contenta con los hijos, de puro disfrute y amor total.

Primero que la maternidad no te completa ni te realiza como mujer ni como persona. La maternidad es el comienzo de un camino que será para toda la vida, no es el fin de nada. Es el encuentro con un ser desconocido que no sabés cómo va a ser, es pura sorpresa y es algo que se construye, que tiene tanto de amor como de frustración. Así que basta con la mentira de que ser madre te realiza. Ser madre destruye la mujer que eras y rearma una nueva de la manera que al nuevo ser se le antoja.

Segundo, es mentira que uno no es feliz hasta que tiene hijos. Uno puede ser feliz haciendo muchas cosas que no tengan nada que ver con los chicos y estando con personas que no son los hijos. Y uno puede ser recontra feliz sin tener hijos nunca, porque es una decisión privada y personal. Cuando las famosas cuentan del disfrute de los hijos, se olvidan de mencionar el séquito de gente que sostiene su maternidad publicitaria. Se olvidan de mencionar que no lo podrían hacer si no tuvieran dinero. ¿Por qué una famosa con 4 ó 6 hijos, que además trabaja y no engorda un gramo en el embarazo es un ejemplo a seguir, pero una madre con 6 hijos que cartonea para darles de comer y mandarlos al colegio es una ignorante que no se sabe cuidar?

¿Acaso las famosas no dejan a sus hijos al cuidado de extraños durante muchas horas para trabajar, ir al gimnasio y a la peluquería? Maru Botana, junto a dos de sus hijos varones, es la cara de una marca de colchones, usa a sus hijos en las notas de la revista que lleva su nombre y los tiene correteando en el estudio donde graba su programa de cocina. Y hace eso porque le da plata, pero nadie cuestiona la manipulación que hace Maru Botana de sus hijos porque es una mina famosa y rica. Encima está casada con un tipo de guita y trabaja porque es su vocación. O sea, responde a todos los mandatos.

Las mujeres famosas y las revistas que las entrevistan lo único que hacen es reproducir estereotipos de madres que nada tienen que ver con la realidad pero que son muy difíciles de remover porque confesar que la llegada de un hijo te pone al borde del ataque de nervios no vende. No tengo nada personal con Maru Botana, sólo que no me banco que el sentido circulante de lo que significa tener hijos esté monopolizado por mujeres famosas, flaquísimas, con plata, casadas, que viven en barrios cerrados, pagan niñeras y colegios privados y vacacionan en Punta del Este. Eso no es la maternidad.

Anuncios

2 pensamientos en “El día de la madre de las famosas

  1. Yo propongo algo, que la revista Gente el año que viene te enteviste a vos!!!! Como te banco!!! tenes absolutamente TODA la razón! me da por la pelotas estas minas que se la juegan de super mamas y tiene 3 mucamas, niñeras y no para de viajar! asi cualquiera!! hasta llegue a pensar que lo mio era envidia! ja! fuera de joda creo que necesitamos mas ejemplos de madres REALES que se cansan,que lloran que piensan “y si no tuviera hijos que seria de mi vida??” xq hay momentos en que una lo piensa y AMO a mis hijos pero muchas veces nos exprimen toda la energia, tiempo y paciencia…
    Beso gde! Ceci

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s