Una peli de embarazo frustrante

Así como coloquialmente llamamos a las películas de miedo, de risa y de llorar, últimamente se dio un boom cinematográfico de “películas de embarazo frustrante”. Si bien en principio parece una noticia para ponernos contentas, Hollywood es Hollywood y el romance con la idea de tener hijos encarnado en actrices como Cameron Díaz y Jennifer López no podía ser taaaan esperanzador. Las 3 películas que vi en torno a este tema se estrenaron este año y si bien parece que intentan desmitificar el ideal de mujer embarazada y plena, y de madre amorosa y todo el día feliz, terminan cayendo en los mismos estereotipos de los que renegamos.

La primera que vi fue la francesa “un suceso feliz”, que trata sobre como una pareja de chicos jóvenes va construyendo su historia de amor hasta que deciden tener un bebé y la realidad los desborda a tal punto que toman distancia durante un tiempo para terminar reconciliándose (todas tienen final feliz, obvio). Las escenas de la chica deseperada por tener sexo en el primer trimestre, bua; la madre dándose cuenta de que la hija está embarazada porque se niega a tomar alcohol; las del él yendo a trabajar a la oficina con el bebé porque a ella le agarró una crisis y se rajó; y el desprecio del tutor de tesis cuando se entera que ella está embarazada, poco menos que inverosímiles. 

La segunda película que vi se llama “Friends with kids” y muestra el antes y el después de tener hijos de un grupo de amigos. Antes de ser madres las mujeres del grupo eran ardientes y tenían sentido del humor, mientras que después de parir son malhumoradas, gritonas, no tienen ganas de coger y están hechas un desastre físicamente. Los maridos son dominados, se quejan de la falta de sexo y añoran las épocas pasadas (entre los maridos está el bombón de John Hamm, vale verla por eso). Pero eso no es todo, sino que una chica y un chico del grupo, mejores amigos de toda la vida, deciden tener un bebé juntos porque los corre el reloj biológico (uff) y lo que en un principio parece una relación de cooperación idílica para la crianza del bebé termina siendo un desastre porque ella se enamora de él y él descubre que también está enamorado de ella. ¿Hasta cuando van a hacer películas de amigos que se enamoran después de 20 años de conocerse? Ese recurso murió en Dawson Creek.

La última de la saga la vi ayer y fue la que más me gustó. Se llama “What expect when you are expecting” (acá se estrena en noviembre pero se puede descargar por internet) y cruza las historias de cuatro ó cinco parejas que esperan la llegada de su primer hijo. En primer lugar, nunca vi una película con una escena de un parto creíble y esta no es la excepción. ¿Por qué siempre la mujer tiene que gritarle al marido “no me toques” cuando tiene contracciones? ¿Por qué tienen que manejar a las chapas para llegar a la clínica si eso NUNCA JAMÁS pasa? ¿Por qué los maridos son siempre unos boludos mundiales a la hora de los bifes? Lo rescatable de la película es el grupo de padres que se juntan semanalmente en el parque con sus hijos a hacer catarsis ( grupo encabezado por el capo de Chris Rock), aunque caigan en el estereotipo de “ahora que mi mujer no me ve hago lo que quiero con el chico”. Es llamativo que no puedan correrse de la figura de hombre dominado ¿Será que es así realmente? ¿qué los hombres no deciden nada sobre la crianza y que las mujeres infantilizamos a los padres de nuestros hijos? Si es así, es algo para cambiar. En la vida y en el cine.

Anuncios

3 pensamientos en “Una peli de embarazo frustrante

  1. Que bueno que te hayas tomado el tiempo de escribir un comentario Mer! La idea de este blog es plantear un tema pero que se enriquezca y se discutan otras opiniones. De hecho, coincido con lo que planteás sobre la peli francesa. De las 3 es la única que pone en evidencia el desbande emocional. Un beso!

  2. Hola, me encanta tu blog. Siempre leo pero hasta ahora nunca había comentado.
    Vi las tres películas de las que hablás y coincido con que dejan muchísimo que desear y en gran parte transmiten puros estereotipos. Las dos películas yanquis me parecieron muy flojas (coincido con que lo rescatable de What to expect… es el grupo de padres!). Pero particularmente Un suceso feliz me gustó mucho. Si bien es cierto que tiene bastante de inverosímil (y las escenas que mencionás son ciertamente pavas), me parece que logra transmitir algo de la experiencia de desconcierto y de desbarajuste que trae la llegada de un bebé, con sensibilidad y humor. La vi a pocas semanas de haber parido este año y hubo cosas que me conmovieron de verdad. Quizás fue la revolución hormonal del postparto! O tal vez fue porque a pesar de estar en una buena relación de pareja, me encontré muy sola en ese primer tiempo de la crianza y sentí con mucha fuerza la ambivalencia entre una enorme alegría y una gran confusión, viendo que se desarmaba la vida tal como la conocía, sin la más remota idea de cómo se iba a rearmar… A pesar del tiempo que te dan los 9 meses de embarazo para procesar lo que se viene, con el nacimiento hubo mucho que me tomó de sorpresa y me generó gran desconcierto y angustia. Y sentí que la película logra transmitir algo de eso.
    Gracias por escribir (y por dejarnos comentar!).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s