El lado B

La semana pasada estaba charlando con mi mamá y mi hermana menor; y ella, que convive con su pareja pero no tiene hijos, comentó que ese es un tema que le preocupa, que no está cien por ciento segura de querer resignar sus libertades individuales por un hijo, que quiere pero que a veces no quiere, y toda una serie de contradicciones naturales en una chica que está por llegar a los 30. Mi vieja, horrorizada. Dijo que la entendía, pero que lo que ella planteaba no era motivo suficiente para perderse “la experiencia más maravillosa que la vida te puede dar”.  images (1)

Mi mamá nunca me contó nada del lado B de la maternidad. Tuvo 3 hijos que durmieron toda la noche de corrido, nunca hicieron un berrinche en público y nunca se negaron a comer el plato del día. Los partos fueron rápidos, las contracciones no le dolieron y dice que si no hubiera sido por una cuestión económica, hubiera tenido muchos hijos más. Y mirá que yo le pregunto, eh: “pero vos nunca lloraste de cansancio?” – Ay no, Agustina. Que exagerada.  Y ojo que ella entra perfectamente en la categoría de “abuela moderna”: trabaja, es independiente, va al gimnasio y a la peluquería, se cuida en las comidas, sale con su novio y sus amigas y no cuida a los nietos.

Hace poco mi abuela materna contó que cuando nació mi hermana, mi mamá se instaló en su casa un mes entero (conmigo de 2 años y con ella recién nacida) y fue el primer relato familiar que me hizo sospechar de que en algún momento se sintió desbordada. A mi no hay desbande emocional que me haga instalar en la casa de nadie, menos con 2 pibes, pero me hizo pensar en lo solapado que está el lado B de la maternidad para muchas mujeres de la generación anterior a la mía, que hoy rondan entre los 50 y los 65 años, y que no han podido exteriorizar sus conflictos con la llegada de los hijos. No pueden hacerlo ni siquiera hoy, que está “un poco más socialmente permitido”. Está negado, enterrado, la llegada de un hijo es maravilloso y punto.

Cuando yo le digo que el embarazo me incomóda, que me siento habitada y usurpada y que prefiero que no se mueva porque sino me dan ganas de hacer pis, se enoja, se asombra, no lo entiende. Para ella estoy renegando “del milagro de la vida”, de la maravillosa posibilidad que me da la sabia naturaleza. Toda esa parte hermosa de tener hijos y de gestarlos ya la conocemos, ya le hemos leído, la hemos escuchado de nuestras madres, abuelas y amigas. Pero la que importa es la otra, la parte en donde nuestras madres también puedan romper ese estigma y decirnos “cuando te tuve la pasé mal”, blanquear sus contradicciones para que la red de mujeres adultas que formamos entre todas sea honesta. Por eso también creo que es importante que nosotras, las de 30, ayudemos a que se destraben, a que cuenten que es difícil y que puedan decir que se sintieron solas.

Anuncios

16 pensamientos en “El lado B

  1. Uff, cuánta verdad. Yo lloré varias veces al final del embarazo y recién parida porque “estaba sensible” y mamá me miraba como si fuera una loca y a ella no le hubiera pasado.

  2. Yo a veces pienso en lo poco solidarias que somos las muejres unas con otras…porque ninguna te habla de ese “lado B”, no se si porque se olvidan con el tiempo, porque no se lo permiten, o porque la sociedad muestra todo tan romántico…como cuando ves la foto de una embarazada, recostada sobre la arena de la playa, tocandole el sol…y automaticamente pienso-¿cuanto dura ese momento de placer? unos minutos y chau! el resto es otra historia…muy bueno tu relato, totalmente de acuerdo.

  3. Estoy de acuerdo con todo lo que decís, Emi. Quizás esa generación bisagra que comenzó con las mujeres de tu edad todavía no se termina de asentar. Hoy seguimos luchando por las mismas cosas aunque, como vos bien decís, en otro formato. Beso grande!!

  4. hola Agu, me encantan tus notas y a pesar de que soy de las de sesenta y pico me identifico con muchas de las cosas que contas… sin embargo creo que existe una gran diferencia entre nuestro tiempo y el de ustedes… nosotras comenzamos a romper con un modelo que se venia gestando: “las madres del tango” llamo asi a las “pobres madres queridas que cuantos disgustos les han dado” esas que criaban solas a esos hijos tan desalmados pero que se acordaban de ellas cuando escuchaban un tango o olian las madreselvas en flor….esas que se la pasaban cociendo o cocinando para sus hijos … esas de las cuales jamas , pero jamas se les oia una queja… Fue un momento fuerte de nuestra historia como mujeres que por un lado queriamos liberarnos de nuestro rol de mujeres abnegadas pero que por el otro sentiamos la necesidad y el mandato de ser:las madres de familia… fue un momento en que dedicarnos a lo que nos gustaba era ser una madre abandónica… recuerdo una marca de cigarrillos que nos invitaba a fumar diciendo:”has recorrido un largo camino muchacha” ….han pasado muchas cosas , ahora existen muchas mujeres que ocupan puestos de poder, muchas mujeres que trabajan y mantienen sus hogares… pero siento que a pesar de todo hay cosas profundas que no se han modificado: la mujer es la que debe pensar en todos los detalles para que la cosa funcione, la mujer es la que esta atras de todo sosteniendo y apesar de que el hombre cambia los pañales, la mujer es la que conoce porque sus hijo llora…. creo que es mucho ms complejo ahora dado que existen otros mandadtos impuestos por la sociedad de consumo y a la que las madres “deben ” responder: llevar al nene al jardin, que no le falte el “serenito” , que asistan al taller de arte…chicas creo que es mucho mas complicado …antes ibamos al cumpleaños de la vecina , ahora tenemos que ir a “todos ” los cumpleaños de los nenes del jardin… creo que son otros tiempos , por suerte los años solo te hacen recordar los buenos momentos …

  5. AGUS LUCHO CON ESO TODOS LOS DIAS, ES TAL CUAL COMO LO COMENTAS, TIENEN ANULADO EL LADO B DE LA MATERNIDAD… nadie quiere contar la verdad y si la decis te miran como diciendo “que malos padres que son, como van a decir eso”…
    ESCUCHEN TODOS… no todo es color de rosa… y llorar de cansancio es lo mas cotidiano del mundo!te apoyo en tus palabras y soy como vos, pongo a la luz el lado b!!

  6. es terrible como tienen bloqueada la capacidad de liberarse, aunque sea discursivamente! lo triste es que nosotras como generación “bisagra” le vamos a allanar el camino a las madres de la generación siguiente, que podrán ser malas madres sin remordimientos. Besos!!

  7. Qué tema la maternidad “idílica”…hoy una señora en el ómnibus (tenía como 70 años y 4 hijos) me contó la historia de su vida, sus partos, sus hijos, nietos y bisnietos…cuando me preguntó como la venía llevando le dije; bien, cansada, la panza y el calor no combinan. Y me contesta: ah nena pero no te podés quejar, LOS HIJOS SON UNA BENDICIÓN. Si doña los hijos son una bendición pero el embarazo dista de ser un milagro me dieron ganas de contestarle, pero me contuve, por las dudas.
    Y otra cosa: dejémonos de joder con el tema del “dolor del parto” el dolor es intransferible, ¿como puedo saber yo si me dolió más que a vos? y biceversa. Cada parto es único, como es única cada mujer y cada niño.
    Y el tema de la crianza…es cierto que hoy está “permitido” hablar más sobre el “lado oscuro de la maternidad” En lo personal intuyo que siempre existió, lo que había era un escarnio social más crudo que hoy.
    Besos a todas.

  8. Justo el sábado pasado salió una nota en La Nación hablando de este tema. Me gustó mucho. Los comentarios de la gente, terribles. Parece que hay mucho pro-vida y pro-madresumisaycalladaquetodolo puede por ahí. Mi vieja está un poco en el medio. No me habla como si fuera todo color de rosa, pero tampoco se queja. Veremos qué me pasa cuando me llegue… Besos!

  9. Perdón, fe de erratas, lo que dijo mi madre fue (con cara de sufrimiento y muy seria): “necesito dos vidas sin tener hijos”. Esto nos dijo a mis dos hermanas y a mi, que siendo todas madres, nos causó mucha ternura. Que se haga justicia! Dos vidas de vacaciones para mi madre, que se paso una criando pibes!!

  10. Comentario de mi madre, que es lado b total, “yo te juro que en mi próxima vida, no tengo hijos ni loca”, jaja sinceridad brutal!!

  11. Es asi, por suerte mi vieja siempre fur sincera y me contó el lado B, ahora entiendo muchas cosas que antes no!! me conto del agotamiento, d lo dificil d elaburar y llegar a tu casa y tener que estar bien para estar con tus hijos aunque lo unico que quieras es tirarte e una cama… siempre dice “los adoro, pero ni loca vuelo a esa epoca!!!!” ja! para colmo cuando yo tenia 11 años, soy la del medio,le vino la sopresita, el paracaidista!!! siempre dice que le agarrón un tremendo bajon, empezar otra vez con todo, de cero…. en fin, hoy en dia mi hno es el malcriado y le hizo re bien, con el por la edad se relajo bastante y lo pudo disfrutar mucho mas!
    beso de! Ceci

  12. Los primeros días con S. fueron difíciles, me mataba el sueño, cada despertar de la niña sacaba el peor mal humor, doy gracias de haber tenido a mi vieja para que me ayude, ella la agarraba, la hamacaba un toque y se dormía. Cuando yo le pregunto de como era ella en esas situaciones siempre me dice lo mismo “y que iba a hacer? no tenía ningun problema, me despertaba les hacía la mamadera (somos tres hermanos), estaba hasta que se dormían y listo”. Respecto al comportamiento “ustedes nunca me dieron trabajo, parecía que era una casa sin chicos, cuando salían nunca me hicieron un berrinche, ahora no se que le pasa a los nenes porque nada que ver a ustedes”. Así que si, en ese aspecto no se que onda.
    Respecto al parto, eso si, mi vieja no escatimó detalles, me lo contó como lo más doloroso del mundo, el peor sufrimiento. Ella y mis tías, todas me dieron esa versión, en cambio mi caso nada que ver, no te digo “no me dolió” pero fue algo soportable y dentro de todas sus cuestiones yo lo recuerdo bien, como algo lindo.
    No se si tiene que ver con tu post 😛 pero si, todas las personas “grandes” cuentan las experiencias de la maternidad como si en vez de niños hubiesen parido ángeles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s