Parturienta for ever

Tengo muchas amigas mujeres que tienen alrededor de 30 y una de las cosas que más les preocupa cuando hablamos de la maternidad o de un posible embarazo es el tema del parto. El parto está demonizado porque el dolor físico en la sociedad occidental es algo tabú. Existen tribus africanas o asiáticas que hacen ofrendas y celebraciones a través del dolor físico (lo habrán visto en documentales) que a nosotros nos parece horroroso porque hemos crecido en una cultura donde el cuerpo es un templo sagrado y es lo que establece mi límite con el otro.  Según el último informe de Estado Mundial de la Infancia de Unicef, América Latina es la región del planeta donde más cesáreas se practican: sus números dicen que el 38% de los nacidos entre 2006 y 2010 llegaron al mundo en un quirófano.20081222201813_parto20

Cuando mis amigas me dicen “le tengo miedo al dolor” yo saco mi lista de “razones para no temer al parto” y trato de convencerlas. Hay cesáreas que se realizan por motivos estrictamente médicos pero también hay muchas cesáreas que se hacen a demanda por comodidad o por temor al dolor. Yo quiero decirles a ustedes, mujeres, que todas podemos parir:

– En el proceso del parto una tiene el control del propio cuerpo. En la cesárea una está en una posición pasiva y el desarrollo del nacimiento lo regulan los medicamentos y los médicos.

– La recuperación es muy rápida. Después de parir estás lúcida, podés conectar con tu bebé y el padre puede participar. Yo en mis partos toqué la placenta, hice mil preguntas y hasta dejé que me filmaran y me sacaran fotos (?).

– ¿Qué decir del dolor? Si, las contracciones duelen pero no es el dolor de una tortura. Es un dolor que el cuerpo está preparado para soportar, así como está preparado para que te salga por la vagina un ser humano de medio metro.

– Esto parece una boludez pero es muy importante. Las contracciones duelen un rato pero cuando nace ya está, ya pasó. No hay más dolor, no hay recuperaciones largas. En mis dos partos compartí habitación con chicas que tuvieron a sus hijos por cesárea y las escuché llorar y gritar del dolor durante mucho tiempo. Ni hablar de que tomaron tecito durante 3 días mientras yo me comí un pastel de papa a los 10 minutos de haber parido.

– Creo que hay dolores más horribles que el de las contracciones como el de una otitis.

– Hay una excusa genial que es “tengo el umbral del dolor bajo”. Para mí eso no existe y todo lo determina la predisposición mental de cada una. Algo que ayuda mucho al control del dolor de las contracciones son las técnicas de respiración que por lo general te enseñan en el curso pre parto. Yo no hice curso en el segundo embarazo, me olvidé las técnicas y me grité todo, pero en el primero si lo hice y me sirvió mucho.

– La cesárea es cómoda para el médico, no para la madre. Es aséptica, les permite programar horarios y no tener que salir corriendo a la madrugada, es rápida y también es más segura (para ellos, los médicos). Hay un mito que dice que los médicos hacen muchas cesáreas porque las obras sociales se las pagan. Es cierto, pero no pagan 100% de cesáreas; digamos que cada médico tiene “un cupo mensual”. Por eso es importante encontrar un obstetra con el que tengas confianza y decirle desde el primer momento que vos querés parto, que deseás que tu hijo nazca por parto. Suena horrible pero es así, ellos van jugando con eso.

– Yo creo en el parto humanizado pero no necesariamente tiene que ser en la casa. A mí eso nunca me cerró porque mi estilo de vida no se relaciona con una vida “salvaje”; trabajo con internet, vivo en la ciudad, vacuno a mis hijos y les compro ropa en Mimo. Tenerlo en la casa como si fuera del campo no me parece necesario pero eso no implica tener partos deshumanizados. Al contrario, yo tuve partos en clínicas muy respetados, acá conté un poco del primero y acá un poco del segundo. Hice el trabajo pre parto parada, sentada, en cuclillas, parí las dos veces sin epidural, una con episiotomía y la otra no y sentí que el control del proceso lo tenía yo. Los partos de mis hijos fueron las experiencias más flasheras que tuve en la vida y creo que el parto te parte al medio para darle la vida a lo que más vas a amar en el mundo así que no te lo pierdas.

Anuncios

28 pensamientos en “Parturienta for ever

  1. Lumalonso,si se puede tener parto vaginal después de dos cesáreas! De hecho, la OMS lo considera más seguro, el tema es que la gran mayoría de los médicos no se animan vaya uno a saber porqué. Hace poco escuché sobre un estudio donde se evaluaba el riesgo de una rotura uterina por PVDC (parto vaginal despues de cesarea) y era mínimo (menos del 1%). El riesgo era mayor para primerizas aunque cueste creerlo, y eso es por las maniobras que hacen médicos y parteras para “ayudar”, por ej. la kristeller (cuando te empujan la panza para bajar al bebé) que es peligrosisíma.
    Si tenés facebook buscá parimos despues de cesarea o algo parecido, son muchas mujeres que buscan o pasaron la experiencia de parir después de una cesárea.

  2. Mirá, yo también soy crítica de quien elige la situación quirúrgica por comodidad, “umbral de dolor bajo” o la razón que fuera. Yo me preparé para parto vaginal, con todos los cursos, ejercicios, etc., pero conociendo el caso de mi hermana (10 hs de trabajo de parto y terminó en cesárea las dos veces) me preparé mentalmente para que fuera lo que tuviera que ser.
    Un buen día en semana 38 fui al obstetra (me lo recomendó una amiga que con sus 42 kgs parió por parto vaginal a un bebote de 4,5 kgs hijo de su marido de 1,90 mts) y me dijo “seguimos tranquilos que falta”. Al día siguiente fui a clase de preparto, y luego de la lección de pujo le dije a mi marido “esta joda la voy a pagar carísima esta noche”. Al día siguiente, a las 18 hs, rompí bolsa y el niño se desencajó del canal: “no hay opción, mi querida, lamentablemente” me dijo la partera.
    Lejos de angustiarme, me dije que todo pasa por algo (yo creo en Dios, así que me dije que Él sabe).
    En resumen, lo que tocó, tocó, y felizmente yo me había hecho a la idea de no frustrarme. Mi próximo hijo nacerá como deba nacer. Haré todo lo que sea necesario para que, nazca por la vía que nazca, nazca bien.
    De todos modos, sí estoy de acuerdo con casi todo lo que decís, pero a veces no se puede.
    Besote!

  3. así es. cesárea con trabajo d parto. (mi obstetra muy genio).
    una ginecoobstetra que conozco quería parto vaginal para su 2° hijo xq el 1° había sido cesárea d urgencia. tenía ahora embarazo de riesgo que obligaba a cesárea. y le pidió a su médico esperar a tener trabajo de parto para hacerla.
    buena pregunta (lo d las contracciones). no sé. supongo q no las paran. (de hecho a la gorda la “esperaron” que saliera; diosa).

    no siempre que hay que detener el embarazo te mandan a cesárea de una. si el tiempo da (es decir no corre riesgo inminente la vida del bebé) se intenta inducción. (x ejemplo con colestasis). a veces terminás igual en cesárea xq la inducción no resulta.

  4. No entiendo algo, porqué cuando hay que detener el embarazo por x causa te mandan a cesárea de una en vez de inducir el parto? a mi me pasó también por colestasis y el goteo en todo caso es “mal menor”. terminás teniendo parto aunque no sea toodooo natural, no?

  5. Estimadas, yo tuve a mis dos hijas por cesárea; la primera porque no tenía ni idea y sencillamente me “dejé hacer”, después de una inducción eterna y “fallida” terminé en cesárea con ANESTESIA GENERAL. Conocí a mi niña una hora y media después de haber nacido…horrible. Con la segunda y después de un embarazo perfecto, me propuse a toda costa parto natural y terminé en cesárea (en la semana 42 y con mi obstetra a las puteadas porque le pedía por favor seguir estirando el plazo) porque la criatura no nacía. Fue una cesárea con anestesia raquídea mínima (todo el tiempo sentí las piernas y las maniobras pero sin dolor) la vi, la escuché, la di besos…y a los 20 minutos le estaba dando teta en la habitación.
    La cuestión es, cada uno hace lo que puede con LO QUE LE TOCA. El tema es este: si estamos programadas para parir y pudiendo hacerlo, respeto cada decisión pero sencillamente no entiendo a las que eligen no hacerlo, con cualquier excusa o justificativo.
    Muy ilustrativo el post.
    Besos.
    Eliana.

  6. no entendí bien, nació por cesárea mientras estabas en trabajo de parto? como te detuvieron las contracciones, con medicación? el relato, hermoso y vos, loca de mierda (las calzas)

  7. buenas
    tuve a mihija por cesárea electiva: necesidad de tener la situación controlada y pavura al fórceps.
    mi obstetra respeta la decisión de cada paciente, e incluso a las que quieren parto vaginal y se les complica, las espera e intenta lograrlo.
    así q acercándonos a la fecha, quiso programar para cuando cumplía la semana 38. caía en abril y yo quería mayo (controladoraaa). aceptó cagandose de risa.
    el 27 de abril m desperté distinta. contracciones + seguidas. me hice la boluda (negadoraaa). hice 800 trámites q incluyeron morfarme todo al solcito. a la tarde me recosté y empecé a anotar la frecuencia. 3, 7, 5, etc. durante 2-3 hs. me bañé. seguí boludeando. fui a x unas calzas para completar el bolso (q lo había armado solo 5 días antes). y ahí si. tenía q parar de caminar. (igual me compré las calzas)
    aún así cuando volví no me hacía cargo (yo quería mayo!). seguí anotando y ahora eran + regulares. pero sin dolor. repito, sin dolor. x ahí la sensación de q quería cagar, pero dolor, no. x eso me comuniqué con el obstetra y convenimos q iba al sanatorio a controlar q todo estuviera bien (yo le aseguraba que no estaba en trabajo d parto). llamé a mi vieja. me pasó a buscar. ella histérica. yo feliz. el nivel de adrenalina q tenía era infinito. llegamos y estaba en recontra trabajo de parto. avisamos a mi hermano (a quien yo le había pedido q me acompañara). perdí el tapón. pujaba (ella). y no me dolía (sí paraba de hacer), tal la adrenalina, ansiedad, felicidad. en la sala de espera no podían creer q estuviera en trabajo d parto, tal mi cara.
    le dije a mi obstetra q igual quería cesárea.
    y fue alucinante. me iban contando (la orejita). la esperaron q pujara para ayudarla a salir. 15 minutos antes de la medianoche.
    el único momento fue cuando se la llevaron, q le pedí a mi hermano que fuera con ella.
    desde ese entonces no nos separamos +
    la recuperación fue inexistente.
    supongo que de tener otro hijo, repetiría, o no. no sé.
    mi obstetra chocho con q ella hubiera decidido qué día nacer. y yo con haber atravesado la experiencia (ya q lo único q potencialmente lamentaba era no saber de qué se trataba)

  8. Antes de tener a mi primer hija, Malena, quería que fuera por cesárea porque soy muy miedosa (demasiado). Pero fue tan fea la experiencia! De hecho no entendía qué me pasaba que temblaba al extremo de no poder controlarlo (era por el efecto anestésico, dato que el obstetra pasó por alto). Y encima tardé mucho en recuperar la sensibilidad. Con mi segundo embarazo ya ansiaba el parto natural, que tampoco llegó porque Juliana estaba mal ubicada. Por suerte la experiencia de la cesárea fue mejor, aunque insisto en que me aplicaron mal la epidural y quedaron secuelas. En fin, tengo ganas de un tercero (más adelante, pero quiero uno más), y me encantaría sea parto normal. El obstetra dice que ya no se puede…Algún alma caritativa sabe decirme si existe la posibilidad de después de dos cesáreas y esperar un tiempo importante, tener parto natural?
    Dichosa de vos Agu con los partos que tuviste…realmente envidiable! Besote

  9. Te olvidaste de mencionar que durante el trabajo de parto el cuerpo de la mujer segrega tanta adrenalina que sobre el final, el dolor es lo que menos te importa. Yo sentí contracciones desde la semana 22 a las 34, cuando nació Lu. Entré en trabajo de parto 3 veces, en la 22, en la 24 y en la 34. En ninguna de esas veces el dolor fue tan grande como para hacerme llorar, lo que me partía era la angustia de que la vida de mi hijo estaba en riesgo.
    Hoy es el cumpleaños de Lu. Hace un año me quedé dormida a las 14hs y me desperté a las 6, con contracciones cada 8 minutos. Como tuve un parto de emergencia, la anestesia no me hizo efecto hasta después de que nació mi chinito.
    Lo volvería a hacer sin anestesia directamente.

  10. En mi caso acordé con el obstetra que si estaba todo bien, si no había riesgos para el bebé ni para mí, quería parto natural. Que quería peridural porque quería tener el mínimo de dolor posible, que dejaba a criterio de él la episiotomía (no la quería gratuita pero confiaba en que si él lo decidía era porque había posibilidades de desgarro, lo cual entiendo que es mucho peor). Y finalmente fue así, natural con peri y epi. Y fue genial. Es verdad que la peri me quitó mucha sensibilidad, a tal punto que pujaba con los ojos cerrados para concentrarme más y si concubino no me avisaba que estaba naciendo no me daba cuenta y no lo veía, porque no lo “sentía”, Pero no me arrepiento de la peri, pasé sólo 10 minutos de dolor y creo que si hubiesen sido horas de dolor no lo hubiese podido disfrutar. Si algún día tengo otro volvería a elegir parto natural, y peri, y volvería a dejar a criterio del médico la epi. Sólo abriría más los ojos, usaría remera en vez de vestido para no perderme de ver nada! Creo que lo principal es la confianza en el médico. Elegir un médico con el cual poder acordar antes lo que una quiere y confiar en que lo va a respetar.

  11. Ufa, yo quiero! Espero poder vivir esa experiencia de parir antes de irme de este mundo. Lamentablemente luego de siete horas de contracciones seguía con dos cm de dilatación. Julia tenía el cordón enroscado en un pie. Una pena, porque aunque me daba un poco de miedo, tenía más ganas que miedo. La cesárea fue genial y al otro día estaba de acá para allá, pero me falto eso de “traer a mi hijo al mundo”, pujar, tener más que ver. Un gusto que me quiero dar nomás.

  12. Hola Sabrina, en ningún momento se habló de que las parturientas son mejores madres ni nada por el estilo. No se si habrás leído algo más del blog, pero si hay algo que yo no hago es juzgar la elección de las mujeres madres porque ya hay bastante cacería de brujas y lucho contra eso todos los días. Tampoco es mi intención demonizar a las que eligen la cesárea sino desmitificar el parto (o sea, todo lo contrario). No conozco mujeres que hayan elegido tener a sus hijos por cesárea que no sea por otro motivo que miedo al dolor y eso es lo que yo intento correr del medio (si tenés ganas me gustaría que me cuentes porque vos lo elegiste y si conocés a alguna que haya tenido un móvil distinto que el miedo al dolor).
    Vos decís que tu cesárea fue alucinante y entiendo que lo sientas así porque es la forma de sostener tu elección, pero lo que yo enumero sobre los beneficios del parto también es verdad y supongo que así como hay mujeres que sufrieron mucho la cesárea también hay millones que la pasaron muy mal en el parto y en una segunda instancia elegirían algo distinto. El otro tema es la comodidad de los médicos y cuando te hacen cesárea sin necesidad, que no fue tu caso. Para mi siempre que sea la elección de cada una, es re válido; sólo trato de contar mi experiencia para que sepan que el dolor de parir no es tan malo (por lo menos no es más malo que el dolor de la cesárea) y que es algo re alucinante de vivir. Saludos!

  13. Hola, por lo general no soy de comentar y llegue aca por twitter,casi de casualidad, y quisiera aclarar algunas cosas porque soy madre por cesárea por elección y a veces me canso un poco de leer como se nos demoniza o subestima a aquellas que no parimos.

    “La recuperación es muy rápida. Después de parir estás lúcida, podés conectar con tu bebé y el padre puede participar.” Mi recuperación fue rapidísima, al otro dia estaba caminando por la habitación y recibiendo visitas, conecté con mi bebé apenas nació, lo tuve encima mio y el padre participó de todo, como yo. Y se de otras madres por cesárea que se han recuperado de igual forma.

    “La cesárea es cómoda para el médico, no para la madre. Es aséptica, les permite programar horarios y no tener que salir corriendo a la madrugada, es rápida y también es más segura (para ellos, los médicos).” Para mi la cesarea también fue cómoda, porque fue mi decisión desde el momento que quedé embarazada y mi médico lo respeto. Siempre me sentí contenida, acompañada por todos los que intervinieron. Siempre estuve despierta, atenta, charlando con los medicos, con mi marido. Lo recuerdo todo perfecto, nunca tuve dolor, nunca grite ni sentí que me partía al medio para que nazca mi hijo. Sólo estaba ahí esperando a conocerlo. Por eso, no creo que las que elegimos la cesárea seamos menos madres que aquellas que sufren las contracciones o se “parten” pariendo. Solo decidimos tener a nuestros hijos a nuestro modo.

    De la misma forma que aquellas que llevan la bandera del parto humanizado/respetado, yo lo hago con la cesárea. Para mi fue lo mejor que podría haber hecho, es el mejor recuerdo que voy a tener y no lo cambiaría nunca.

  14. Parto a full, coincido!! Yo creo que si te da miedo el parto la cesárea debería darte mucho más miedo. Si bien ninguna de las dos cosas significa la muerte, como bien apuntas del parto estás recuperada en menos de 10 minutos y sin consecuencias, nada de volver a sacarte los puntos, esperar 2 años para un nuevo embarazo, no poder hablar el 1º día, etc.
    Del dolor… qué decir? Sólo puedo hablar de mi, pero me parece que el dolor hace que las cosas se terminen antes, es como el incentivo para pujar y lo que genera esa respuesta natural del cuerpo: expulsar eso!!!
    Y cuando sale… el paraíso. El placer, el alivio que se siente es impagable (mejor que el sexo).
    Besos

  15. yo le tuve siempre miedo al parto, SIEMPRE, hasta que estuve acostada en la cama de la clínica, gritando como perra, siendo abanicada con una palangana. Ahi se me fue todo el miedo. Dolía, claro que dolía horrores, pero fue un rato, y si pensas solamente en el dolor te privas de disfrutar todo el proceso. Sin peridural, parto bravo porque el pibito en una contraccion se desacomodó y encaró con el hombro. Pero cuando está afuera no hay más dolor, ya esta, te sentás, lo abrazas y no te separás mas. Comés a los 10 minutos y podes charlar todo lo que quieras porque no te llenas de gases. A los dos años volvi a parir por segunda vez, sin peri con epi. (mis pibitos pesaron 4 kilitos los dos y portaban importante cabeza). Al segundo casi se me cae, nacio con el segundo pujo. Y cuando todas mis amigas cuentan de sus cesáreas… que se yo, a mi da un poquito de orgullo decir que fui parturienta.

  16. No he pasado por eso, pero escucho muchas mujeres que elijen la cesarea para evitar, literalmente el parto.
    Considero que nadie murio de dolor de parto, por peor que sea, y que esa experiencia de vida, de usar tu cuerpo con todas sus fuerzas y esfuerzos para traer a tu hijo al mundo, es no se, de otra dimension que no me quiero perder.
    Tambien estoy de acuerdo que salvo hospitales publicos en privados se suele dar mucho esa historia de la cesarea por conveniencia y es triste.

  17. coincido plenamente! mis dos hijos nacieron por parto (con peri y episio) y fueron dos experiencias increibles! el primero como si nada el segundo la “pari” literalmente a falta de anestesista que llego casi con la cabeza del chico afuera, pero son experiencias que te marcan para siempre, no recuerdo nada mas feliz q esos momentos! y coincido en que una vez que salio, ya esta a otra cosa, “si te pari no me acuerdo” jajaj! el parto es so mas y no me canso de hacerle buena fama!! a posta esta en enganchar ua buena partera que te permita vivr el preparto libremente, no postrada en una cama llena de cables!
    en casa, eso si que no! segun mi medico en el parto pueden ocurrir de imprevisto miles de situaciones, que estando a un paso de quirofano se pueden soluciomar… y como soy cagona! me quedo con la clinica! ja!
    beso gde! ceci

  18. Sos mi ídola!
    Hace poco escribí un post también acerca del parto porque realmente creo que es una experiencia por la que toda mujer embarazada debería pasar.
    Como siempre, de acuerdo con todos y cada uno de tus puntos.
    Me hiciste recordar el momento en que la partera me quiso mostrar la placenta y yo le dije “no esta bien”, me dijo “¿por qué? daleeee” y bueee… pero no la toqué 😛
    Donde yo parí trabajan codo a codo con Unicef por lo que el parto es totalmente respetado, y si, no hay mejor cosa que prepararte segun tu comodidad y el tema de parir sin epidural lo hace todo más flash, para mi fue genial.
    Una amiga me dijo “yo no aguante, llamé a la partera y le dije mandame a cesarea y me llevaron al quirofano”. Me pareció horrible, los doctores deberían ponerse un poco las pilas.
    Te mando un besote!

  19. Yo tuve mi tercer hijo en casa, fue una experiencia extraordinaria, un parto totalmente respetado y humanizado. Mi primer hija nació en hospital privado y mi segunda hija en seguridad social, los tres han sido partos, he sentido que muero, pero en realidad he nacido a otra vida.

  20. Una pena si vos querías. Los nenes están re bien igual, el tema es sacar el miedo a las que eligen cesárea por temor. Vos sos la más grossa del mundo Marielita

  21. Parto humanizado, allí voy!! Todavía no me decido a si tenerlo en casa o humanizado en clínica. La obstetra que me atiende es especialista en partos en casa y, de tanto escuchar relatos, me están dando ganitas. No es tan salvaje como uno se lo imagina. De hecho, te tenés que equipar con las mismas cosas que hay en una clínica. Lo único que no podés hacer en una casa es una cesárea. Por suerte no le tengo miedo al parto ni al dolor. Quiero atravesarlo y flashearla también. Le tengo más miedo a los médicos inescrupulosos que a mi propio cuerpo… Por eso me tira medio para atrás irme a una clínica, aunque yo lleve mi propio equipo (obstetra + partera + neo). Qué bueno que hayas podido parir así! Creo que, independientemente de lo que uno elija, si es con conciencia, está bien. 🙂 Beso!

  22. Que lindo post! Ahora que me faltan dos meses para parir, ya estoy decidida (y en realidad no me quedaba otra) a tenerlo natural.
    Yo toda mi vida quise cesárea, pero cuando quedé me di cuenta de que acá donde vivo no es algo que puedas elegir. Se hacen sólo en casos de extrema necesidad. Sino, a parto natural y sin epidural.
    En un principio me aterré, y luego empecé a averiguar estas cosas y me quedé tranquila.
    Un post como estos hace unos siete meses me hubiese sido de gran ayuda jaja.
    Un beso grande!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s