La invisibilidad del puerperio

Comúnmente se conoce como puerperio a los 40 días posteriores al nacimiento del hijo, relacionado con la famosa cuarentena que es el tiempo que tarda en cicatrizar y recuperarse la vagina de la mujer después del parto y la episiotomía. Bueno, vengo a contarles que el puerperio es más que eso. Es más que una definición clínica sobre el tiempo de espera recomendable antes de retomar las actividades sexuales. El puerperio es un qui-lom-bo. Es un torbellino de emociones, confusiones, sentimientos encontrados, ganas de llorar y fragilidad emocional.

susini

¿Por qué no se habla del puerperio? ¿Por qué está invisibilizado? Creo que porque el mundo está apurado porque una vuelva rápido a las actividades laborales, al cuerpo pre parto, a la rapidez mental, a la disposición social, etc. Y reconocer que el puerperio puede extenderse más allá de los 40 días que dicen los manuales, que puede tomarnos 1 año, 2 años o más volver a recuperar nuestra identidad y nuestro ritmo anterior al nacimiento de nuestros hijos, significaría tener que replantearnos una larga lista de cuestiones sobre como nos comportamos socialmente con las madres, con los padres y con los bebitos.

Las licencias laborales por maternidad de 3 meses nos resultarían un chiste (lo son) y las flamantes mamás famosas que aparecen en las revistas con sus cuerpos esculturales a días de parir nos indignarían hasta el hartazgo. Sin embargo muchas de nosotras terminamos sintiéndonos frustradas y deprimidas por no alcanzar ciertos estándares físicos y emocionales, sin poder detenernos a pensar en el profundo cambio que implica para una mujer la llegada de su hijo.

Lo más peligroso es que a muchas mujeres les terminan diagnosticando depresión pos parto o puerperal, con medicación incluida, cuando lo que les (nos) sucede es nada más y nada menos que un giro de 180° en nuestras vidas por la llegada de un bebé 100% dependiente de nosotras. Sufrimos una terrible revolución hormonal después de parir, en donde el cuerpo vacío debe volver a su estadio pre embarazo, además de la pérdida de todos los lugares de identificación: el trabajo, los espacios sociales, las salidas con amigas, el gimnasio, la peluquería. Todo, todo, todo nos es ajeno, nos es ruidoso, nos da ganas de llorar. A esto se suman las molestias físicas causadas por el parto o la cesárea: cicatrización de la episiotomía o de la herida de la cesárea, hemorroides, la alienación que sentimos al ver nuestro cuerpo en el espejo, dolor y sangrado de los pechos, y la tiranía de un ser humano pequeñito que lo más probable es que llore cuando por fin te pudiste sentar a comer y no te deje dormir lo que vos necesitás (pero son lo más lindo del mundo, no?)

Nada más alejado de mi intención que sacarle a la gente las ganas de tener hijos. Sólo creo que es muy importante comprender el estado dificultoso que atravesamos las mujeres después tener un bebé -que no dura el mismo lapso de tiempo para todas- para poder bajar las exigencias hacia ellas y no esperar que sean como las mujeres de plástico que salen en la tele o las revistas diciendo “ser madre me aumentó la pasión”

Anuncios

41 pensamientos en “La invisibilidad del puerperio

  1. Ya creo que ninguna se siente extraterrestre ja! Estamos más catárticas que nunca. Me encantaría que lo escribas y leerlo, o lo publicamos acá. Loviu 2!

  2. El puerperio es mi tema preferido. A mí no me pasó tanto por lo físico, a los quince días tenía el mismo peso que antes de parir. Tenía al niño más bueno del mundo, que dormía de corrido y era un angel. Pero en el bocho…mamita, era un corso a contramano. Volví a laburar al toque porque no quería saber nada con quedarme en mi casa. Algún día me voy a animar a escribir lo infernal que fue mi puerperio así ninguna se siente un extraterrestre. loviu, angus

  3. Trabajar part time es un gran recurso! Cuándo laburás muchas horas la licencia te mete para adentro de tu casa y es muy violento el cambio. Querés volver a laburar lo más rápido posible y cuando retomás, te da mucha culpa o los extrañás. Trabajar unas horas e ir haciendo la “reinserción” progresivamente para mi es lo más.

  4. Parí en enero. Volver a trabajar en marzo (dos veces por semana, dando clases en la facultad) a mí me ayudó con el puerpèrio Esas horas fuera de casa me permitieron conectarme con mi vida anterior, podía sentirme una inútil con mi hija pero era un pro en mi trabajo. Otra cosa: los bebés los primeros meses son muy aburridos, recién cuando empiezan a sonreír son más copados y es más fácil establecer la relación con el alien que llegó a tu casa. Cuando mi hija tenía seis meses nos juntamos con mis ex cras de colegio, y le dije a una embarazada: “los primeros tres meses son muy difíciles”. Otra amiga que tiene dos hijas más grandes nos miró, se mató de risa y dijo “los primeros tres AÑOS son muy difíciles” la amé.

  5. Te cuento algo super personal: por diversas razones tuve que ponerme en actividad al 6° día de mi cesárea. Cuando la empresa es tuya los cheques te los cubre mongo. También laburo en relación de dependencia, y con la licencia tuve cero problema. Pero cuando enseguida retomé las sesiones con mi psicóloga (enseguida es la misma semana que me dieron de alta del sanatorio), ella me dijo “ah, qué bueno que volviste, pensé que ibas a tardar unos meses en volver”. A lo que le contesté que mi vida continúa. Ella, que es una genia, me dijo “tu vida externa continuará, mi querida, pero eso no quita que estás en pleno puerperio y más vale que te vayas haciendo cargo. El puerperio dura hasta el año de haber parido” (sic).
    La amé. No sabés cuánto me ayudaron esas palabras para afrontar todo lo que vino después. Me dio paz, mucha paz.
    ¡Feliz puerperio, angu!
    Besote.

  6. Las emociones “mal ecualizadas” es una genial descripción. El tema sexo, reencuentro, cuerpo, lo estoy pensando para otro post porque es verdaderamente un capítulo aparte. Gracias por comentar Flor! Todas dejamos muuucho en la sala de partos aunque hayan pasado los años.

  7. me identifico mucho con la forma en que describiste. No me duró demasiado, pero sentí que tenía las emociones mal ecualizadas. Además no podía seguir ninguna conversación. Otro temita, no menor, es volver a reencontrarte con tu cuerpo, con tu pareja, con tus zonas erógenas, cuando todo se ha puesto al servicio de la maternidad y vaya estado en el que una a quedado…. 4 años después sigo sintiendo que parte de eso quedó en la sala de partos

  8. Tal cual Susana, todo gira en torno al bebé y las mamás sufrimos mucha desprotección y, en definitiva, somos quienes después tenemos q hacernos cargo de ellos (fisica y emocionalmente). te deseo lo mejor y ojalá que pronto te sientas bien!! un beso grande

  9. Tengo un bebé de 14 meses con mis 43 años, me cambió la vida 180º, sufrí y me sentí incomprendida, hoy en día sigo con depresiones y angustias, ayer consulté con unpsiquiatra por decisión propia y me medicó, no se si hice bien, pero tambien voy a hacer terapia por mi bebé y por mi misma Nosotras tambien somos importantes y tenemos que estar bien para que los bebes esten bien Nadie se preocupa por nos todo gira al rededor del bebé Estas páginas nos ayudan mucho a no sentirnos marcianas Muchas gracias !!!

  10. Uf, qué buen post. Me harrrrta el discurso único y markentinero de la maternidad y el postparto: gritemos a los cuatro vientos la verdad! El puerperio es un bajón. Yo lloraba sin parar y mi pareja se reía de mi, no podía entender ni remotamente lo que me pasaba. Me abrumaba la fragilidad y la dependencia de mi hija. Tenía miedo de todo. La gente me decía: “disfrutá de este momento porque es lo más lindo que te pasa en la vida” y yo los miraba como si fueran extraterrestres (y encima con culpa por no sentir eso!). El primer mes se me hizo eterno. Encima hacía frío y llovía y por 20 días no salí de mi casa, una locura total. Los 40 días supuestos son ridículos. Pero va pasando. Ya pasó casi un año y voy de a poco sintiéndome parte del mundo de nuevo. De un mundo nuevo, por cierto.
    Gracias Agus por tus posts tan geniales siempre, por tu sinceridad y tu inteligencia! Es un placer leerte, de verdad.

  11. Capaz nuestras miradas son un poco apocalípticas. Cada una vive su propia experiencia. Si el bebé duerme bien tenés un puntazo a favor, y la otra clave para mi es hablar mucho con tu pareja, explicarle lo que sentis, para que te acompañe lo más posible. Se acerca la fecha Chivi, que nerrrvios!

  12. Yo hace no mucho me sentía tan, pero tan optimista!
    Mi prima una vez me dijo: “El primer mes es oscuro” y yo no era capaz de entender qué me quería decir con eso. Pensaba que era imposible que pase algo así, incluso lo hablé en terapia, absolutamente convencida de que a mi no me iba a pasar.
    Ahora que estoy más cerca de la fecha, y con tantas experiencias leídas, todas coincidiendo en que si, es oscuro y difícil, me da miedo, y a veces entro en pánico, pero no hay nada que pueda hacer más que intentar ser fuerte y prepararme para lo que se viene.
    Las licencias dan risa, no se cuándo implementaron estos períodos pero es increíble que siga siendo de esta manera. Y para los padres dos días es una verguenza!
    Te mando un beso grande, me encantó el post!

  13. Romi! que bueno que contás lo de la teta porque a mi me pasó lo mismo. No lo disfrutaba y sufría horrores, mucho sangrado. Hoy mi gordo de casi 3 meses también toma mamadera y de a poco, como vos decís, uno va encontrando otro tipo de normalidad, pero normalidad al fin. beso grande!

  14. Que lindo!
    Yo me sentía una basura porque darle la teta a mi beba me resultaba feo. En todos lados me vendieron que la lactancia era Disney, y yo la sufrí horrores! me resultaba incómodo, estaba muy lastimada… me quedé sin leche al mes, encima, así que ahora está con mamadera mi gorda.
    Y el primer mes fue caótico. No sabía que hacer, creí que mi vida estaba arruinada para siempre! jaja.
    Ahora está a punto de cumplir los 3 meses, y de a poco vamos recuperando la normalidad (otra normalidad, obviamente no la de antes). Pero bueno, yo tuve la posibilidad de tomarme una licencia larga… voy a volver a trabajar dentro de unos meses recién, pero si, la licencia es un chiste. Y los padres??? a mi marido le tocaron DOS días! y si la nena nacía un sábado, no tenía ninguna, porque son dos días corridos. Un horror…

    Ah, y lo peor es cuando te dan al bebé, y de repente te encontras con una cosa chiquita que llora, y ahí pensás “que hago ahora con esto?”, jaja
    Pero ya está, ya me enamoré completamente. Es una época de mierda y muy linda a la vez, pero pasa, y de a poco una aprende a disfrutarla.

    Besos!

  15. Siento una mezcla de “yo lo viví porque me va a pasar lo mismo”? El primer bebe parto puerperio fueron durísimos para mi. Nadie me dijo qué era, ni cómo sobrellevarlo. A lo sumo te decían que de ser el ombligo del mundo pasabas a ser el culo del mismo. Pero jamás todas las peripecias de las que hablamos. Yo también hice un post en mi blog sobre la duración de las licencias… son mínimas… para padres y madres. Pedir que esto sea Europa es utópico pero pedir entre 6 meses y un año me parece lógico. El país debería pensar qué generaciones futuras queremos y ahí dar estos beneficios. Porque solo crecen niños sanos, fuertes e íntegros cuando la familia está presente. Y en una sociedad que labura entre 7 y 12 horas tanto hombres como mujeres, y se nos exige destacar en las carreras y horas extras y etc… los hijos siempre son relegados.

  16. Tal cual. Además, insisto, es muy dificil explicarselo a las parejas porque ni siquiera una sabe muy bien que le pasa. No es nada específico y es toda una angustia que te inunda el cuerpo, sumado a la culpa por sentir eso en un momento de supuesta felicidad. Que todos sepan!!

  17. Invisibilidad. Hace pocos días hice un post que se llamaba “Lo invisible”. Y ahí hablaba de lo que no entra en las redes sociales, de mi vuelta cmo mamá al cara a cara, el mimo, a lo analógico. Lo más positivo de todo eso que no se ve.
    Pero también hice en su momento un post que se llaama “Primeriza, puérpera y monotemática”. … los primeros 15 días de mi hijo fueron buenos en líneas grales, porque dormía! Pero luego se vino el fatídico e infinito enero. Dios. Días laaaaaaaaaaargos, calurosos, cansancio, no poder ni ir a hacer pis, gritar, escuchar consejos pelotudos, no dormir, estar clavada a la silla 9 horas al día dando la teta. Ni por lejos se pareció a un idilio. Besos enormes. Te seguiré leyendo. c.

  18. Clap, clap, clap!! Muy bien expresado!
    Hace poco que empecé a seguir varios blogs de maternidad y es la primera vez que comento.
    Cuánta razón tenés! A mí me ayudó mucho tener amigas con la honestidad de contarme lo lindo y lo feo y, a veces, el saber lo que te espera hace que estés un poco más preparada para respetarte lo que te toque y saber que no hay “bien” ni “mal” y que lo ideal es lo que se puede, que tener un puerperio difícil no significa que quieras menos a tus hijos ni te hace peor madre.
    Te felicito por la honestidad de tu post, estoy segura de que a muchas madres y futuras madres les va a servir para no sentirse tan solas!

  19. Siii Majo! Es tal cual, es un rompecabezas con piezas de distintos juegos. Hay q tener paciencia y hablar mucho. La terapia re ayuda. Un beso grande!!

  20. me encanta leerte, yo me siento puérpera a un año de la llegada de mi hijo, me es imposible pensar en volver a la vida con el ritmo anterior. Y sin embargo, como bien dice el artículo que hay más arriba, fue un momento de redescubrirme, redefinirme. Me acuerdo que una de las primeras sesiones de terapia que tuve cuando volví con mi terapeuta cuando nació Félix, decía que me sentía como un rompecabezas donde todo encajaba y que me había caido una pieza que no sabía como encajar en el resto del total de las cosas, y ella me dijo que ahora todo el puzzle era nuevo y que había que barajar y dar de nuevo. Y es así, es nuevo, es raro, y se vive con culpa porque supuestamente es lo mejor que te pasó en la vida, pero a veces no lo es, y está bueno decirlo, y que la gente se haga eco de eso.

  21. yo, a un año y 5 meses masomeno de haber parido el coso, la verdat, recién me siento saliendo del puerperio
    da mucha vergüenza decirlo, porque no está aceptado para nada, una tiene que volver a la normalidad con un chasquido de dedos y… no, no pasa

  22. entonces me quedo mas tranquila y lloro sin esperar que me comprenda. No es que el sea un pelotudo entonces, entiendo que es general.

  23. Agus buenísimo post! y si… es una cagada y coincido en que no dura los 40 día estipulados…a mi me duro mucho mas! y ni te cuento cuando a los 4 meses del primero empece a laburar! sentía que una cosa no era compatible con la otra, culpas, agotamiento, horarios, vivir a mil.. un stress, con el segundo fue un poco diferente. Sinceramente siempre digo que los primeros dias / mes del bebe fueron una cagada!!! no tengo ganas de volver a pasar por lo mismo… las licencias no la pude disfrutar a pleno como hubiera querido, por lo menos los primeros meses…
    siempre digo lo mismo! se hace del embarazo y maternidad puro marketing, si bien es lo mas lindo que puede haber, tb tiene su parte “difícil” que nadie te la cuenta!! salvo vos obvio!! ja! siempre hablo con mis a,migas de eso y después me dicen “cuanta razon tenias!!!”
    lo primero que pregunto cuando voy a visitar a una amiga es “como estas vos, como te sentis??” me acuerdo que cuando venian a verme me dicían “ay estas feliz no??” y yo me sentia una basura que por un lado lo estaba y por otro no!!!
    beso gde!! Ceci

  24. me parece estar leyendo algo escrito por mi!!! (aunque lamentablemente yo no escribo tan bien) la verdad nadie te cuenta la verdad de la milanesa, sólo te dicen “es lo mejor que te puede oasar en la vida”, y entonces te sentís culpable y una loca porque vos no estas disfrutando nada esta nueva vida que tenés y de ese bebé que por momentos te parece que demanda más de lo que una puede responder, tanto física como mentalmente….
    tengo una beba de dos meses y todavía estoy en pleno puerperio, eso de los 40 días que se lo cuenten a otra….! me encata tu blog, es la primera vez que comento, pero me sentí muy identificada con todos los posts, no estamos tan solas en esto!!

  25. No se la parte de poder explicar. Estoy intentando de explicarle a eltipo porque lloro zarpado y no creo que me entienda demasiado.

  26. No me odies! Te juro que pasa más rápido de lo una que se imagina. Además si lo que te pasa lo podés explicar con palabras, tiene un sentido (y lo tiene) se hace más llevadero.

  27. Siento tanto miedo de esto! Y tanta cosa que no se dice, siento como que las mujeres que pasan por el puerperio pertenecen a un grupo selecto que juran silencio para no contarte LA MIERDA que se te viene….nadie nunca te dice todo esto.

  28. No puedo opinar en carne propia aún. Tampoco quiero dramatizar (porque a veces exagero) pensando que el puerperio es lo peor del universo y que me la voy a pasar llorando y peleándome con todo el mundo. Me quedo con que es difícil y veremos cómo lo llevo. Hace unos días leí un post muy bueno sobre este tema. Lo comparto por si a alguien le interesa: http://revoluciondelamor.wordpress.com/2012/03/07/la-maternidad-es-invisible-a-los-ojos-de-la-sociedad/

  29. Obvio Lu, a cada una le dura distinto. Está bueno lo que planteás Cin, y es una cosa que se me pasó de largo en el post: LAS PAREJAS NO LO ENTIENDEN. También es muy dificil explicarles que no es algo personal contra ellos ni una “infelicidad” que va a durar toda la vida. Es una etapa donde una se encuentra tan enajenada que es muy dificil de sobrellevar. Besos a las dos!

  30. nunca mejor explicado…qué bien hace leerte Agu! sos muy grosa (me doy cuenta ahora que muy probablemente yo siga atravesando el puerperio después de un año y 7 meses de haber parido)

  31. Es una batalla cultural que tenemos que dar. Acá en La Plata la Universidad ya da 6 meses de licencia y se está proponiendo que los padres tengan 20 días de licencia en lugar de 5… Creo que en la administración pública provincial de Córdoba también dan 6 meses a las madres. Lejos estamos de los 3 años que dan en Europa, pero obviamente tiene que ver con las necesidades del mundo laboral. Sin embargo creo que la ampliación de la licencia serviría no sólo para que la madre al no tener la presión de volver a trabajar esté más descansada, sino también para que familiares y amigos y la sociedad en general empiecen a visibilizar el fenómeno. Yo me he sentido incomprendida por amigas sin hijos y hasta por mi propia pareja. En el mundo laboral desarrollo estrategias para posponer. Pero bueno, es el huevo o la gallina. No sé por dónde empieza el cambio, pero seguro post como este ayudan…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s