Todo lo cerca que puedo estar, es lejos

Catarsis puerperal por @cutipaste

Estuve ahí cuando nació Catalina. Estuve en la clínica los tres días que permanecimos ahí. Dormí igual de poco que mi mujer, aprendí lo mismo que ella. La sostuve cuando se desmayó la primera vez que se levantó de la cama. Salvo por los “detalles” de que no tuve a Cata nueve meses adentro, no me hicieron la episiotomía, no parí y no di la teta, creo que puedo decir que todo lo demás fue igual.

Había juntado treinta días con puchos de vacaciones de años anteriores y estuve todo el tiempo en casa. Me levanté cada vez que mi mujer se despertaba para la teta, cada dos, tres, media hora. un montón de veces fui a ver si Cata respiraba (confieso que sigo haciéndolo cada tanto). Aprendí de cremas, masajes, almohadillas, sacaleches, pañales, pedos, lo que se te ocurra. Siempre fuimos juntos a ver al pediatra. En fin, no recuerdo una sola cosa que haya ocurrido en la que yo no hubiera participado. No sé, supongo que la memoria bloquea la mayoría de los detalles de pesadilla y amplía los positivos, aunque sí recuerdo que no sólo el puerperio sino todo el primer año fue un tiempo duro.

Obviamente no sé qué siente una mujer en el puerperio, pero creo que yo estuve todo lo cerca que puede estar un hombre de saberlo. Probablemente “todo lo cerca que puede estar un hombre de saberlo” es lejos, pero ese no es el punto. Y esto fue así en parte porque no me quería perder nada, pero también porque me parecía una hijaputez no compartir el esfuerzo, y porque después me hubiera dado culpa.

Como fuera, yo viví ese tiempo como en una nube en la que el tiempo, sus divisiones y las actividades que suelen ocuparlas se desdibujaron por completo. En casa siempre hacía calor, siempre era el crepúsculo, siempre había poco ruido salvo cuando “alguien” lloraba, siempre estábamos cansados, sucios y desprolijos. Fue una época en la que lo cotidiano conocido se suspendió y surgió una normalidad rarísima, que fue desapareciendo pero de a poco.

Atravesar esa nube en solitario puede ser enloquecedor, ver que uno está en marte y el otro en la tierra puede generar un sentimiento horrible, como cuando uno está enfermo y los demás van y vienen. Pero bueno, en ese momento ambos -o mejor dicho, los tres-  fuimos marcianos viviendo en marte. Todo normal, nada interesante.

Gracias Cuti por romper el hielo!

Anuncios

16 pensamientos en “Todo lo cerca que puedo estar, es lejos

  1. Si, está bueno que en el relato el tiene claro que aunque trate de acercarse lo más posible a la sensación de la mujer, sigue estando lejos. Algunos creen que una está en la casa echada mirando la tele y que el bebé duerme todo el día

  2. Un ejemplo. Está muy bueno que los hombres se involucren lo más que puedan. A mí me ayudó mucho que mi marido entendiera o tratara de entender algunas cosas y me diera una mano en lo que podía.

  3. Qué lindo es leer a un puérpero masculino! hay una frase que tiró una amiga creo que a los 15 días de haber parido que me pareció maravillosa “Qué bien tiene que andar la pareja para tener un bebe” Y es super real. Es una prueba muy dura para la relación y ese nuevo ser que espera todo de nosotros!

  4. Qué hacemos con los marinovios?? Lo que pasó Angeles en tuiter es un buen comienzo. Si una no puede hablar claramente que otros hablen por nosotras.

  5. Temo por mi relación de pareja en el puerperio, aunque tengo la absoluta certeza de que mi novio va a dar lo mejor de sí mismo por intentar entender todo lo nuevo que está pasando. Cualquier cosa, si hay problemas, le digo que te consulte, Cuti 😛

  6. El telefono de este señor para que le mande a #ElTipo que cada vez que me pregunta porque lloro me olvido de que lo amo con locura?

  7. Si ya es dificil de por sí, imaginate estando sola. El compañero (aunque a veces no entiendan muchas cosas) es una pata importante para salir al mundo exterior nuevamente.

  8. Lo leo y leo a Martín. Se que por suerte tengo a mi lado un gran compañero como él, que va a meterse de lleno en esto conmigo y con mi Cata (otra coincidencia más!). Es muy lindo saberse tan entendida y acompañada, y creo que esa compañía debe ser de lo más importante y necesario en momentos de puerperio. Eso creo ahora, no sé, en unos meses hablamos jeje.
    Beso a todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s