Depresión pos parto no, puerperio

Catarsis puerperal por @cincgl

Ante la convocatoria de @angulita a escribir sobre puerperio, le pregunté hasta cuándo consideraba puerperio. Porque si se cuentan los famosos 40 días, los míos no fueron tan malos. Pero desde otro punto de vista se podría decir que aún lo transito, ya que P. tiene algo menos de 6 meses. Yo había hecho dos cursos de preparto, había leído, había escuchado, había hecho mi propia síntesis de un montón de información que circula y que se contradice. En relación al puerperio, elegí escuchar a la psicóloga de uno de los cursos, que explicó claramente que no existe la “depresión posparto”, sino más bien un “bajón”, originado en dos causas:

–          A nivel biológico: una revolución hormonal que sufre la puérpera, que deja de producir ya no me acuerdo qué hormona/s y empieza a elevar los niveles de prolactina, para producir leche.

–          A nivel psicológico: una especie de “decepción” o “shock” que se da por la inevitable diferencia entre lo que una se imaginó que iba a ser y lo que fue: si te imaginaste parto natural, porque eso querías, y fue cesárea; en los viejos tiempos en que las ecos no eran tan buenas, si te imaginaste varón y era nena o viceversa, etc. Nunca las cosas son como las imaginamos y lleva tiempo adaptarse a la realidad. Por más buena que sea, siempre es distinta a la expectativa.

Pero no se trata de una “depresión”. Sólo se deprimen las personas que ya tienen antecedentes depresivos, aclaró la psicóloga. Llanto de puerperio tuve 3 ó 4 días, durante la primera semana. Cuando concu salía a hacer trámites, yo le sacaba fotos a P. y se las subía a mis amigos, elegía música en youtube para hacerle escuchar a mi bebé y lloraba de la emoción, de no poder creer aun que eso estaba pasando. Una sola vez lloré así delante de concu, mientras le daba la teta a P. y le cantaba una de las canciones que le había elegido en la panza: Canción del jardinero. No podía terminarlo, “cuido el tesoro mejor, mucho, mucho, mucho… buaaaa”. Y concu: “tratá de no llorar delante de él”. Y yo: “pero lloro de la alegría”.

Concu también lloró los primeros días. Nuestro puerperio estuvo atravesado por el descubrimiento de una deformación en el pie derecho de P. Al segundo día nos dieron de alta, al tercero estábamos en el consultorio del traumatólogo, donde nos explicaban que P. con el tratamiento iba a correr como cualquier chico, pero que sus pies nunca serían iguales. Al quinto día, lo enyesaron. Cuando entramos al hospital de niños, concu se puso anteojos negros y aún así se notaba que le rodaban las lágrimas. El médico se burlaba de él, y él odiaba al médico. Es que en este mundo todavía los hombres no tienen que llorar… Y mientras a él se le caían las lágrimas, a mí se me caía la leche. Aún no había aprendido sobre protectores mamarios (tenía uno pero se me había corrido), aun no tenía ropa para amamantar (no me di cuenta en el embarazo que iba a necesitar ropa escotada), me olvidé la cartera de mi mamá en la sala de esperas con mucha plata, así que salí del consultorio corriendo con una camisa de mi mamá (con la que me sentía disfrazada) desprendida y una aureola de leche a la altura de una teta (de la que no estaba tomando P.; embarazadas, anoten: al principio cuando das de mamar de un lado el mecanismo se activa y empezás a chorrear del otro… para eso los protectores!).

Mi mamá entendió lo que era el puerperio y se puso a ayudar en lo que pudiera. Mi suegra también. Concu no. Con él estuvo todo bien los 10 días que estuvo en casa. Cuando volvió a trabajar llegó a casa y se enojó porque yo no había organizado nada para la cena. Yo, que estuve todo el día en casa… ¿Querés que te cuente mi día? Di la teta, cambié pañal meado, di la teta, cambié pañal cagado, di la teta, lavé body cagado, di la teta, traté de dormir, di la teta, cambié sábanas vomitadas, di la teta…

Dicen algunos pediatras que el primer mes no conviene sacar al niño de la casa. Yo pregunté por qué en el curso. Porque tienen pocas defensas y la gente perdió la costumbre de la época de la gripe a de lavarse las manos, dijo el médico. Entonces inventé mi propia versión y empecé a sacarlo con alcohol en gel y cara de orto para cualquier vieja que se le acercara. La cara fue más efectiva porque ninguna intentó tocarlo. Es que concu trabajaba 12 hs. y los fines de semana tocaba. Si no salía con mis amigas me volvía loca.

Antes del mes de P. estaba con él en un cumple y mientras yo contaba mis experiencias el novio de una amiga me preguntó ¿qué es puerperio? Y mi amiga se apresuró a contestar, con la cara de alegría de la nena que sabe la respuesta a la pregunta de la maestra: “son los 40 días después del parto, la época en que no podés tener relaciones”. No, querida. Primero que podés tener “relaciones”. Lo que no deberías tener es “penetración”. Segundo, que el puerperio ES MUCHO MÁS QUE ESO.  Es probable que no tengas ganas de tener relaciones, del cansancio, de no reconocerte en tu cuerpo, de tantas otras cosas…

Dice la RAE que puerperio es el “período que transcurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación”. Yo creo que nunca se vuelve al estado anterior. Y en mi caso particular, creo que no voy a dejar de sentirme puérpera al menos hasta el destete. Mientras siga (llámenme fanática si quieren) sin teñirme el pelo, sin ponerme los antibióticos para el acné, tomando poco alcohol, mientras siga teniendo un cuerpo dependiendo de mi cuerpo, mientras mi cuerpo no vuelva a ser mío y solamente mío no voy a dejar de ser puérpera. Y eso porque tengo la suerte de seguir amamantando. Lo que no quita que otras madres que no amamanten no sigan siendo puérperas. Creo que sos puérpera mientras sentís que ese bebito depende casi enteramente de vos. Y eso es hermoso, pero también agotador.

@cincgl también forma parte de la secta de madres blogueras catárticas. La pueden leer acá 

Anuncios

6 pensamientos en “Depresión pos parto no, puerperio

  1. Mi obstetra me explicó que el cuerpo tarda 9 meses aprox en volver a los niveles hormonales y de posicion pre embarazo, seria un des-embarazo del cuerpo, la parte emocional depende de cada uno, puede ser antes, puede ser despues, por lo general es un año. Yo con el primero lloraba todo el tiempo, pero duro poco. Con el segundo lloré, me enojé, la pasé realmente mal y duró más de un año.

  2. El puerperio es totalmente subjetivo, yo recién ahora (13 meses después de parir) empecé a dejar de sentirme puérpera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s