Como me convertí en madrastra

En Modern Family por @mequia

Dos requisitos primordiales debía cumplir el hombre del cual iba a enamorarme: No debía pertenecer a mi ámbito laboral y, por supuesto, no debía tener hijos. Soy hija de padres separados, quienes formaron nuevamente pareja. Por ello padecí millones de situaciones indeseables que me llevaron a decidir no iniciar una relación amorosa de similares características. Dicen por ahí que “Uno no elige de quien se enamora” y, evidentemente así funcionó para mí porque conocí a Mariano siendo compañeros de laburo, con un hijo a cuestas y, de todas formas, morí de amor por él (y sigo bien muerta). madrastras

Todos mis prejuicios se hicieron “flancito” y mis miedos afloraron. A su hijo lo conocí con 7 años de edad. Pensé como enfrentar aquella situación y automáticamente vinieron a mi mente las cosas que me habían agradado y desagradado de la relación con las parejas de mis viejos, intentando vincularme desde aquellas experiencias. Pronto me di cuenta que nada de eso servía, que la cosa iba por otro lado. Que la imposición del vínculo con un extraño me había hecho sufrir mucho como hija y que no quería acercarme a él de esa forma.

Comenzamos a compartir momentos, a veces solos, a veces los tres; jugando, viendo películas, compartiendo música, conocimientos de pc, etc. Nos fuimos conociendo y acomodando él a mí y yo a él, aprendiendo a compartir momentos de a tres y sabiendo cuando era necesario apartarme para poder otorgarles espacio a ellos dos solos. Todo fue fluyendo. Armamos un vínculo muy lindo de complicidad y juego pero siempre dejando claro mi posición de adulto y la de él de niño, las cuales siempre fueron respetadas por los dos.

Mis prejuicios fueron cayendo y entendí la diferencia entre complicado y complejo. Complejo porque implicó tener que contemplar situaciones que en una pareja no suceden, como por ejemplo: Limpiar, lavar ropa y cocinar para uno más. Desechar planes de fin de semana que no incluyan niños, no poder acostarse muy tarde porque el niño muere de sueño por haberse levantado temprano para ir a la escuela, tener que planificar las comidas teniendo en cuenta que le gusta y que no, elegir el destino de vacaciones acorde a su edad y otras vicisitudes que a veces pasan inadvertidas y otras molestan como piedra en el zapato.

Al poco tiempo de conocernos me preguntó que era yo de él, cosa que me descolocó completamente. Le respondí que era la novia de su papá, pero él no quedo del todo conforme y volvió a preguntar: “No, no. Que sos vos mío?” Y seguidamente dijo: “Sos como mi segunda mamá?”. Yo sentí ganas de salir corriendo y otro tanto de abrazarlo; y aunque aquella vez salí airosa de esa situación explicándole que madre tenía una sola, me quedé pensando cuál era su necesidad de rotularme haciendo apenas dos meses que nos conocíamos. Pensé en que atribuir grados de parentesco o jerarquías trae orden y organiza la masa de personas del entorno, y que probablemente eso era lo que necesitaba en aquel momento. Pensé en que su madre (la ex de mi marido) había formado pareja nuevamente y tenía un nuevo hermano de esa unión, y que si ahora iba a pertenecer a mi familia iba a tener que acostumbrarse a esa “inclasificación” porque, como ya dije, soy hija de padres separados los cuales formaron nuevas parejas y mi hermana tiene dos hijos de padres diferentes.

Toda esta complejidad de vínculos me demuestra que el vínculo sanguíneo ha quedado obsoleto, que para construir parentescos no queda otra que arremangarse y laburarlo con ganas y que los cumpleaños, navidades y cualquier otro evento social fueron, son y seguirán siendo un hermoso quilombo.

¿Se acuerdan de Stepmom? Recuerdo haberla visto con mi hermana y pensar “las madrastras no necesariamente son como las de las películas de Disney”. Les dejo el trailler.

 

 

 

 

Anuncios

7 pensamientos en “Como me convertí en madrastra

  1. Bueno yo nunca pense si casarme con un tipo con hijos o sin hijos… Es mas yo no pensaba que me podia casar jajaja. Lo que dicen de cuando uno “aleja mas las cosas, mas rapido llegan” es verdad!! Ohh si es bien cierto, el pensamiento es tan poderoso que ni nos damos cuenta. Yo soy madrastra, antes de vez en cuando y ahora de tiempo completo; asi que pues ahí estamos en la lucha!

  2. es tan cierto eso de que una no elige de quien se enamora, y creo que cuando mas nos repetimos “nunca me voy a enamorar de…” ZAZZZ a la mierda todo y pasa. Yo dije nunca una relacion a distancia, y fue transatlantica la cosa.
    Por como contas tu historia me haces acordar a la mujer de mi hermano, que no es la mama de mi sobrino, y que lo ama profundamente, y lo cuida y se angustia cuando esta mal, o cuando la mama lo manda a casa de ellos con ropa sucia, o descuidado, y llora cuando se va de vacaciones con la otra familia. Mi sobri nunca le pregunto que eran, en cuanto a vinculo, pero tiene re claro que tiene dos familias y ya pide hermanito “de esta parte de su familia”, de la otra ya tiene. los chicos son los que la tienen mas clara… la fuente de amor es lo importante, el resto es anecdotico.

  3. No me la quiero dar de analítica pero: es seguro que cuanto uno más se quiere alejar de algo, indirectamente más se acerca por estar tan “pendiente”.
    Gracias por los lindos comentarios.

  4. Pense lo mismo. NO ROTUNDO a un tipo con hijos.
    Me enamore de un tipo con 2 hijos de 2 madres distintas con las cuales, mi ex tenia una relacion pesima (la culpa era del tipo, las minas no eran tannnn conchudas)
    Tuve miedo, pero el lazo de respeto y amor que genere con esos nenes fue lo que mas me costo digerir y procesar cuando me separe.
    Siempre les aclare que la mama era la mama, nunca los rete ni levante la voz demas, salvo que estuvieran por caer de cabeza de un arbol o uno este por quebrar al otro…osea, situaciones extremas. Tome recaudos sobre la intimidad de los nenes (2 varones) determine no acompañarlos al baño, ni bañarlos cuando me lo pedian…soy muy de inculcarle al chico que no ande en pelotas delante de cualquiera y me parecia que yo sobraba en mi propio discurso.
    Fue muy hermoso compartir con ellos…tuve que meterme mis palabras de “un tipo con hijos jamas!” en el culo.
    QUE LINDA HISTORIA TENES!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s