La mentira de las madres del showbiz

En la página de facebook del blog suelo subir noticias de madres del mundo del espectáculo luciendo sus cuerpos esculturales embarazadas o a días de haber parido, acompañados de frases como “desde que soy madre me siento una mejor persona“, “el rol de madre me sale a la perfección” o “desde que tengo hijos aumentó la pasión con mi marido“. Ok, hasta acá nada de esto nos resulta desconocido. Y sabemos que este “fenómeno” no es excluyente de nuestro país sino que da la vuelta al mundo. natalia oreiro

Frases del estilo “su buen metabolismo y su estado de ánimo positivo la ayudaron a recuperar el cuerpo tras el parto” o “Marlowe toma el pecho cada tres horas y me ha ayudado a recuperarme con rapidez. Aparte de eso, no me cuido demasiado” generan falsas expectativas en las “madres comunes” que no tenemos tiempo de hacer 5 horas diarias de ejercicio ni el dinero para hacer una dieta metabólica, con alimentos orgánicos, tratamientos con aparatejos tecnológicos o lo que sea que hacen. ¿Se trata de envidia? No. ¿De falta de voluntad? Menos. ¿Las madres famosas son monstruos que tienen a sus hijos para que los cuide una niñera las 24 horas del día? Absolutamente no. Sólo se trata de desterrar el discurso de los medios de que una mamá que pare y está como si no hubiera tenido un hijo es lo esperable, lo normal, lo deseable, loquetienequeser.
tapa florencia penaSi tuve un bebé, aumenté 15 kilos, mi cuerpo estuvo habitado, estirado, alienado    durante 9 meses, ¿porqué debo hacer como si eso no hubiera pasado? Cuando publican a Maru Botana, que tiene 8 hijos, diciendo que con cada embarazo aumenta 6 kilos mientras que yo me embarazo de uno sólo y aumento 18 kilos, lo esperable no es que me ponga a dieta estricta sino que me quiera tirar abajo de un tren ¿Los parámetros de mi vida posparto deben ser los de Lola Ponce o Griselda Siciliani? ¿Debo lucir un cuerpo escultural a un mes y medio de haber dado a luz paseando en lancha con cara de haber dormido 10 horas?
Más allá de los estándares de belleza, las madres famosas no pueden decir que su pareja se hizo pedazos (cuando Mónica Antonopulos lo hizo la defenestraron), que no tienen ganas de tener sexo, que lloran, que están decepcionadas, infelices, que la revolución hormonal les afecta el estado de ánimo, que no pueden enfocar su mente en el trabajo. No pueden, el star system (si es que algo así aun existe) no se lo permite. Ellas lo hacen porque deben hacerlo: deben estar plenas, felices, hermosas y ocupadas con mil y un proyectos laborales. Contar el lado b de la maternidad no está contemplado dentro de las reglas del juego de los medios y el showbiz. Pero seamos conscientes de que ese discurso es parte de una construcción de lo políticamente correcto, de lo que vende, de lo que la gente quiere Tapa Hola Nicole Neumannescuchar. ¿Porqué tienen tanto éxito las publicaciones sensacionalistas y los programas de tv sobre la vida de los famosos? ¿Será que en el fondo amamos y admiramos lo que no podemos ser, lo que no podemos tener, las vidas de cuentos de hadas que tanto nos inculcaron de chiquitas? Quizás queremos babearnos con la casa de Madonna en Beverly Hills, con el culo duro de Lola Ponce a días de ser madre o con los proyectos laborales de Natalia Oreiro porque para puerperios reales, estrías y noches en vela, tenemos nuestra propia vida. Evitemos mirarnos en ese espejo porque esta mentira es mucho más sutil que crecer suponiendo que un príncipe azul nos va a desposar. Esta mentira está en todos lados, es omnipresente y también configura, no solo lo que nosotras esperamos de nuestro embarazo, posparto y puerperio, sino también lo que los maridos y el resto del entorno espera de nosotras.
Anuncios

29 pensamientos en “La mentira de las madres del showbiz

  1. Yo creo que asi como la publicidad se animó a mostrar una mama distinta que realmente no ama cocinar sino que quiere zafarla… si alguna de estas famosas realmente quiere que hablen de ella debería decir la verdad: sí me quedaron estrías, no tengo ganas de coger, duermo 3 horas con suerte, y no me entra nada!!! ajajaj

  2. Totalmente de acuerdo. Otra cuadrada (ya que estamos) es la Lopilato que dijo que quería que su hijo naciera por cesárea. Por que tenía ganas! Por que sí!
    Es horrible que te pongan el foco en cómo quedaste después de parir! Te dicen “que flacá estás!” o “no quedaste tan mal (?) como si lo que a una le pasa fuera visible a los ojos ajenos. Sin embargo, una misma alguna vez habrá pensado de otra: “uy! Mirá cómo quedó”… Eso es porque somos minas…
    Placer leerte Agustina, besos.

  3. Yo aumente como 20 kilos en el embarazo. Ni bien nació S. bajé de una no se cuantos, a las dos semanas me faltaban 2 kilos para volver a mi peso ideal. Vino a visitarme una prima, me conto que con la teta los bajas al toque, come todo lo que quieras no hay problemas, engordé otra vez. Recien ahora estoy llegando nuevamente a mi peso. Igual ese es otro tema. La odio a Natalia Oreiro con su cuerpo escultural, odio ver sus fotos en Cannes despues de que haya parido hacía dos semanas con un vestido hermoso, un cuerpo perfecto. Yeguas! Las odio a todas!!! Vayanse a cagar!!!!!!!!!!!!
    Pfffffff!!!!!!! Perdón, es que no pueden reírse así de nosotras, las mujeres reales.
    Y como ya te dije una vez. Me encanta ver esas notas en tu pagina de Facebook para odiar a todas esas minas y reírme a la vez.
    Que se yo.
    Besos!

  4. Creo que hay q profundizar, no son las únicas q mienten…..la gran mayoría mienten y me quedo con lo que dice al final del post….después hay gente que espera cosas de una (el marido, la sociedad, las amigas sin hijos, las amigas con hijos que mienten) y no a una loca de mierda, con 10 kilos de más (en mi caso 18), que no duerme, no tiene ganas de coger, no sabe que hacer con su vida, no sabe si quiere volver al trabajo 13 hs por día, se seca los puntos de la episio con un secador, no sabe como dar la teta etc……el mundo espera, al volver del parto con la criatura, una mujer plena y feliz que instintivamente sepa ser madre….que es para lo que nació.

  5. Lo peor de todo esto es que a veces hay gente cercana que se come el discurso mediático y no te cree nada que una la está pasando para el orto!! Este post era necesario!!

  6. “Perder los kilos que me ha dejado el bebé es lo único en mi nueva vida que me tiene bastante estresada. A diferencia de muchas otras mujeres, no he podido aprovechar esos cuatro meses de posparto que suelen dedicarse al descanso y a la recuperación física”, contó. WHAT??

  7. Muy bueno el post! Son unas hijas de mil putas, es traición al género eso que hacen. Llamate a silencio, pordios, mameeee!

  8. Y muchas de las que tiene cesarea y salen divinas, en la misma cirugia les hacen lipo o les unen los abdominales … asi culquiera sale divina jajaj

  9. Los medios se nos cagan de risa en la cara y que muchas/os compren las mentiras que éstos te venden me da muchísima pena… realmente esas frases imbéciles que largan, y que después usan para titular la nota, me matan. En general después de leer éstos testimonios da para pensar: éstas minas viven una realidad paralela!!

  10. Me gusta el análisis sobre que lo vendible es eso que muestran. Basta el ejemplo de la Antonopulos, que se atreve a contar un poco la verdad y la matan. Creo que la gente que consume ese tipo de prensa quiere eso. Quiere envidiar y putear por dentro a las que quedan divinas después de parir y lamentarse y vivenciar la desgracia ajena como propia cuando a algún famoso le pasa algo terrible. Todo se reduce a una palabra. MORBO.

  11. Che, Uds. que son periodistas, estaría buenísimo que encontraran 10… bueno 5… 3… famosas que cuenten la verdad de la milanesa, ja, me imagino titulares tipo “7 meses sin sexo porque me duele la epi”, “saqué el espejo de la pieza porque no me quiero ni ver”, jajaja, seguro que Caras no las publica pero capaz una revista más alternativa…

  12. Y los comentarios del estilo “fulanito toma teta cada 3 horas y eso me ayudó a recuperar el peso”? Ese es otro mito. Es cierto que el 60% de las madres baja de peso con la lactancia, pero está el otro 40% que no. Es más, según mi nutricionista, hay mujeres a las que se les enlentece el metabolismo durante la lactancia (y por supuesto, yo soy de ésas, jajaja!).
    Coincido con Agus en que las mujeres de la farándula no me importan, sé que hay mucho fotoshop, pero sí conozco muchas madres flacas y ésas son las que odio un poquito. Pero sí es cierto que venden hacia el afuera un ideal que no existe y que todo el mundo espera que cumplas y, cuando te das cuenta de que es imposible, te deprime y encima te sentís culpable con tu hij@, con tu pareja, con vos misma, por eso es bueno que hablemos de estas cosas, para que se sepa y no se generen falsas expectativas.
    Como siempre, muy buen post..

  13. claro mas allá de como quedamos fisicamente o como nos sentimos despues de parir…es importante analizar y criticar lo que se espera de las mujeres, o lo que los medios construyen que debemos sentir o como debemos estar.
    Cuando nacio mi segundo hijo, a los 3 días de parir tuve que ir a buscar a mi otro hijo al jardín (porque no me quedaba otra) y una mamá me dijo ” a vos sos como las famosas!, ya salis y estas re flaquita!”…no!, no soy como las famosas, tengo ojeras, me siento mal, tengo sueño, me chorrean las tetas, me duele la espisiotomía y quiero volver rápido a casa porque tengo mil cosas que hacer y porque no tengo niñera, ni mucama, ni nadie que me maquille (como tienen “las famosas”) y por mas bien que me veas solo por que estoy flaca no estoy bien! acabo de parir! estar flaca no es estar bien!…
    y aunque estas famosas se muestren diciendo lo bien que estan y lo genial que les sienta el embarazo y las ganas de tener sexo y lo sexys que se sienten!! yo personalmente no les creo nada! es todo una farsa! mienten!!

  14. Tal cual, yo también soy naturalmente flaca ponele. Pero el cuerpo que te queda es otro, te queda blando, vacío no se, es raro. Va más allá del peso.

  15. Si las famosas dijeran la verdad bajaría la tasa de natalidad? eso sería malo? es muy maquiavélico pensarlo así?
    Lo que más me gustó del post es el final. Efectivamente estos relatos circulan y de alguna manera inciden en quienes esperan de nosotras lo mismo que antes. Contribuye a la invisibilización del puerperio que decías antes, Agus.
    Y respecto de gordas y flacas no pasa por ahí: siempre fui del club de las “flacas” sin dieta, pura biología, pero el cuerpo te cambia con un embarazo. Fui flaca antes, durante y después del embarazo. Pero por ej. ya no tengo cola, y tengo la piel estirada en la panza. O sea, no te reconocés en tu propio cuerpo que ya no será como antes porque estuvo “estirado, habitado, alienado durante 9 meses”

  16. ufff… es un tema… como los medios crean estas falsas realidades que alimentan el colectivo imaginario de la gente. despues claro que las mamas comunes nos frustramos! como dice el tano: es facil tner un cuerpo perfecto despues de parir si tenes gente que te masajea, unta cremas, cuida al ninio, y te cocina la dieta perfecta (lo amoooo) . cuando una es un simple mortal que hace malabares entre tetas y paniales para simplemente MEAR! se complica un poco mas la cosa, no? que lastima que mas “famosas” no se animen a contar su lado B.

  17. igual más allá de como quedamos o como nos sentimos se trata de entender que para los medios no sirve vender una mina que diga q la maternidad la dejó patas para arriba. El medio perdería dinero, mucho.

  18. Justo esta charla la tuve con mi madre hace unos dias cuando la vi a la novia de Diego Torres despues de parir con un cuerpo hermoso.No las entiendo…que estan pariendo y haciendo gimnasia??? donde tienen todos esos quilos que dijeron que aumentaron???? se las ve radiantes y flacas,salen de la clinica como si estuvieran saliendo de un spa!!!! ellas tienen plata y hacen lo que quieren!!!! malditas perras.

  19. Conoci un diseñador que trabajaba en Maxim y me confirmo lo q suponia, esos esculturales cuerpos son obra de Photoshop no de Dios…asi que yo no me preocupo por ellas, aunque conozco algunas mamas muy flacas de la vida real y las odio un poquito jajaj…
    Hay que asumir que la maternidad nos deja hechas un desastre…el desastre mas maravilloso del mundo…pero aun desastroso y las verdaderas mamas somos las q seguimos adelante en este caos bello y desesperante todo al mismo tiempo.

  20. La verdad no me puedo quejar demasiado. No es que haya quedado una diosa, pasa que estaba TAN gorda cuando quedé embarazada, me controlé tanto durante el embarazo (tengo insulina alta, y no me dejaban subir mucho de peso para no crear una diabetes gestacional), que ahora peso menos que antes, y dentro de todo la panza no me quedó tan mal (siempre tuve panza, así que no me resulta un trauma)
    Eso si, las tetas, a la basura. Mientras amamanté estaban divinas, pero apenas se me fue la leche (al mes!) me quedaron como dos mangas de repostería vacías. Un horror!!!

    Pero si, verlas a estas turras me da una bronca!!! porque encima que no sabés donde mierda estas parada, tenés un bebé que llora y no sabés por que, hasta el almacenero se interesa por la calidad de tu leche, tu familia a veces jode en vez de colaborar… ver una revista Caras en ese momento es para suicidarse. Decí que las minas normales en ese momento no tenemos tiempo de leer revistas, ja ja

    Y eso de que aumentó la pasión con el marido, no jodamos! yo apenas tengo tiempo para bañarme, imaginensé depilarme como la gente! que pasión, si lo único que quiero es dormir o escaparme un rato aunque sea al supermercado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s