Madre que espera desespera

Si algo como el infierno existe, debe parecerse bastante a la sala de espera del pediatra. Tengo 2 (DOS) hijos por lo cual cuando tengo que ir al pediatra a llevar a cualquiera de ellos me preparo mentalmente una semana antes. Cualquier lugar donde haya muchos niños y madres con pocas ganas de entrenerlos es infame, pero el jardín de infantes es tan temprano que todavía están medio boleados. En cambio cuando les avisás que tienen-tenemos-debemos-uff ir al pediatra es como si los empeparas de energía. dr hibbert

La última vez fui a llevar a control al chiquito (3 meses). Turno 16.20 hs. Consultorio a 20 cuadras de mi casa en bondi. Hijo mayor sale del jardín 16.10 así que la odisea fue así: salí más temprano del laburo (microcentro), toda la línea de subte D, caminar a casa, agarrar al chiquito que estaba con #antiniñera y emprender hacia el jardín a retirar antes al grande porque sino no llegamos. Camino a casa hice lista mental de las cosas que debía llevar al campamento (porque las madres no amamos las listas, las necesitamos): tiene que tomar la leche así que cindor y paquete de galles y algún chiche o librito porque se embola de esperar y siempre tardan mucho, uf. Medio que refrescó así que le llevo una camperita más por las dudas, y el bolso del chiquito con todas sus cosas (ya había llamado a #antiniñera para que le de la leche antes de que llegue así me lo llevaba repleto y no lloraba en el bondi), carnet de la obra social y todo el papelerío de pediatra (libreta sanitaria y cuadernito donde me anota el aumento de peso y talla).

Me lo calzo en la mochilita o porta enfant, sacrificando la espalda que bellamente me está recauchutando mi profesor de yoga, porque prefiero el dolor físico antes que tener que subir al bondi con 2 (DOS) hijos y un cochecito monstruoso, que todos me miren con cara de odio y no me ayuden (esas cosas me hacen llorar). BTW, el auto familiar me saludaba desde la puerta de mi casa con cara de “no te quejes boluda y aprendé a manejar ya“. Cara de orto la maestra porqué no le avisé que lo retiraba antes. Cara de vaca yo “si si perdón“. Cara de orto hijo mayor porque tiene hambre, sueño y cero ganas de ir al pediatra a que lo revisen al hermanito ese que le regaló el destino. Mi humor no es mejor pero se duermen los dos en el bondi. O sea, 4 minutos de paz porque me tengo que bajar al toque y cuando me quiero dar cuenta ya me están babeano, uno el pecho, otro la pierna. Dos viejas se ríen porque no lo puedo despertar y le tengo que gritar al chofer que pare. Frena como frenan ellos y el pibe dormido y babeado se me pianta. Lo ataja una de las viejas. Baja del bondi el Circo Rodas (esa soy yo).

Antes ibamos a un pediatra que tenía una plaza de juegos al lado de su consultorio. El tipo la tuvo que deshabilitar porque los nenitos le destruyeron todo. Además si estabas adentro del consultorio le tenías que gritar al tipo onda “LE SALE CACA VERDE” “¿QUE?” “QUELESALECACAVERDE” para tapar los grititos de los enajenados que aguardaban su turno. Además a las madres ya no nos importa que griten, que salten, que revoleen cosas, sólo tratás de que no le saque un ojo a otro para no tener bardos legales. Si se saca un ojo él, de última ya estás en el pediatra #vasomediolleno. En la sala de espera desplegué mi campamento: merienda, juguetes, hijo grande, hijo chico, camperas, papeles, mi bolso, sus mochilas, y más. Cuando me tocó el turno me dieron ganas de decirle “hacé pasar a otro mientras guardo todo esto porque voy a tardar años” pero una verdadera madre punk sabe que eso no se hace jamás.

Anuncios

26 pensamientos en “Madre que espera desespera

  1. Yo vivo en una ciudad más chica, las distancias son otras. Pero desde que manejo la vida es OTRA. De muchas formas diferentes porque los rayones hechos en la cochera se pagan con el orto en el chapista.

    Pero el auto es mi segundo hogar y siempre cargar el micro circo ahí es más sencillo.
    Que alguien te acompañe siempre es una solución. La última vez que fuimos a la dermatolog, me acompañó la chica que la cuida y se portó bien y casi lloro como Halle Berry cuando ganó el oscar.

  2. Definitivamante manejar es lo mas practico que hay en muchos casos cuando uno tiene 2 o mas chicos, yo tengo el auto a veces y cuando puedo lo exprimo. Pero es verdad que por donde vivo yo(san antonio de padua) es re tranqui. Y estaría buenísimo que los papás puedan compartir mas estos momentos que, para las mamás pueden llegar a ser muy estresantes.

  3. creo que el criterio + importante a la hora de elegir nuestro pediatra fue que podía ir caminando! (deben ser 8, 9, 10 cuadras)
    veo madres y padres x igual en la sala d espera

  4. Hoy me toca pediatra! Ir en auto, ir en taxi, cochecito o guaguita? Mamadera antes o después? Desabrigarse en la sala de espera (hace mil grados) y tener que juntar toldería cuando finalmente me haga pasar, o me banco el calor y le armo la toldería en el consultorio? Y todo esto para que después la consulta dure entre 7 a 11 minutos y yo me vaya sin respuestas a mis preguntas y preguntándome si realmente yo seré obsesiva o mi pediatra es un chanta.

  5. Dos cosas le añadiria a tu post…esos papas que no miran lo que hacen sus hijos (lease pegarle al tuyo con las mini sillitas en la cabeza) porque sucede que son los MOBILE DEAD, mi propia alegoria a walking dead, esos papas que van con sus pibes a todos lados pero que la unica manera de que vean lo q hace es mediante la camara del celular.
    Y los miniconsultorios pediatricos donde no sabes donde mierda meterte con el carrito mochilas de colegio, luncheras, bolso del bb..etc etc etc.

  6. Angulita, esta mujer me enseñó a manejar a mí, http://www.vilma-azcurra.com.ar/ a los treinta años, después de miles de intentos fallidos. La tiene muy clara, sale con vos, con su auto o con el tuyo, es amorosa y nunca, nunca, te grita. Manejar te cambia la vida y está buenísimo!!! pero la ciudad donde vivimos es un garrón, el transito es un bardo, nunca hay lugar para estacionar, etc. y seguís tomándote colectivos…

  7. Ay Dios, la odisea del pediatra, de las esperas, de los traslados! Como al más chico lo tengo que llevar seguido, lo que hago es que uno se quede con el padre-abuela-quiensea. Acá por suerte pueden correr por la vereda hasta que nos toque.

  8. Hoy me toca pediatra! Aleluya. Iremos a pie y en la tela, xq a mi tambien el auto se me rie desde la vereda. después te cuento como nos fue!

  9. Lula, una amiga me dijo “a manejar se aprende chocando”. me da terror pero lo necesito. Aunque como dice Pau, Bs As es la ciudad mas hostil del mundo para andar en auto y yo tengo facilidad para el estrés 😀

  10. Me senti tan identificada con tu relato!. Saque el registro hace como 5 años y no uso nunca el auto (sí, boluda totaal) lo que pasa que a veces complica el viaje en medio de caos y transito de esta puta ciudad con dos niñitos lloriquenado, cantando, riendo o lo que sea es un estress. Nunca hay lugar, para estacionar en ningun lado, en estas ocasiones: taxi, será mas plata pero un toque menos de nervios que maneje otro!
    El próximo turno al pediatra que tengo con los dos le pido a alguien que me acompañe (amiga, tía, abuela, marido) sola no voy más. Cada consulta en el pediatra siento que envejezco de golpe 5 años!!!

  11. jajajajaja…morí de risa! te pasaste Agus…pero es así…Y lo del auto cierto, dejate de joder, aprendé a manejar y obvias el bondi, total como mucho atropellarás a alguien, chocarás, que sumado a los quilombos que una tiene por ser madre por dos, se torna insignificante!

  12. De chica, tenía aparatos, iba una vez por semana al dentista, el tipo nos hacía esperar mínimo dos horas, pero tenía un pacman y otros arcade de la época, la verdad el tiempo se pasaba volando. Aprendé a manejar! si te copas, te enseño yo, ir en auto es más rápido, pero la sillita, estacionar, que llore todo el viaje, es también un garrón jajajaj

  13. Totalmente identificada! Yo también sacrifico mi espalda con el porta enfant y, a veces, prefiero tirar la plata en un taxi antes que subirme a un bondi con los dos chicos y lidiar con la mala onda de la gente que no te ayuda y no te dan el asiento…
    Y saber manejar es súper práctico, pero como dice Lion Mom, a veces no sirve de mucho y es preferible lidiar con lo otro! Que el padre te acompañe es lo mejor… o la persona que te ayuda en tu casa también.

  14. Si te consuela algo, ir en auto no es la odisea, a menos que el tipo atienda en el culo del mundo y tenga lugar para estacionar en la puerta. Si no, buscás horas lugar para estacionar, y bajás con el pibe + cochecito monstruoso que vino en el baúl o lo llevás a upa para alegría de tu espalda, más tu bolso, más el del pibe, más… bueno, yo (aun? tengo un solo pibe. Digo que el auto sólo no es el paraíso. El “paraíso” es que te acompañe el padre, o alguien. Pero eso en mi caso es más la excepción que la regla. Igual, aprendé a manejar!!! (capaz a 20 cuadras de tu casa hay lugar para estacionar 🙂 )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s