Todavía necesito a mi mamá

En Madre hay una sola por @paulismuller

Mi mamá me tuvo joven, a los 20 años, y se separó cuando yo tenía 2. A partir de ahí empezamos a vivir con mis tías, mi abuela, bisabuela y un medio hermano. Lo que recuerdo es que mi vieja se iba a las 8 de la mañana a laburar y volvía a las 21 hs., a veces venía a almorzar pero yo iba al colegio así que sólo la veía por las noches. Mi abuela me preparaba el desayuno, me ayudaba con la ropa para el colegio, una de mis tías me peinaba y otra me llevaba a clases, mi bisabuela me leía y así se turnaban las rutinas. A mi mamá la veía un poco más los fines de semana pero también recuerdo que a veces ella salía sola, con amigos o con algún novio. Yo no iba con ella, en general, y eso me molestaba. images

Si quería ir a lo de algún amiguito o salir a algún lado le preguntaba a mi abuela. Esperaba tan ansiosa la hora de cenar porque sabía que mi mamá llegaba en ese momento y era nuestro momento, corto pero nuestro. Siempre desde que tengo recuerdo le dije “mami” a mi abuela y a mi mamá sólo “ma”. Corto, como nuestros momentos. Ya en mi adolescencia, esta situación me llamo un poco la atención (más que nada porque mis amigos me lo hicieron notar). Para mí era natural decirle “mami” a mi abuela, pero para los demás no, entonces lo tenía que explicar y a medida que lo fui explicando lo fui entendiendo.

En mi etapa adolescente yo estaba muy poco en mi casa, y mi vieja laburaba todo el día así que nos veíamos muy poco. Me puse de novia a los 19 y me fui a vivir con mi novio. Al poco tiempo mi vieja se fue a vivir a su pueblo a 500 km. Pero esa distancia no la sentí porque era casi la misma que siempre hubo.
Hace 4 años que soy madre, y creo que hace 4 años la empecé a extrañar. La veo poco, cuando puede viaja a ver a sus nietos. Y la extraño, mucho. Ahora me doy cuenta que en realidad siempre la necesite, todos necesitamos a nuestra mamá cerca y ella no estuvo tan cerca. Estuvo mi abuela, estuvieron mis tías, pero ella no.

Yo siento que la perdoné aunque no me haya pedido perdón, aunque no sepa la falta que me hizo. Porque ahora lo entiendo, entiendo que cuando no estuvo fue porque no pudo. Porque teniendo 20 años hizo lo que pensó que era lo mejor que podía hacer: salir a laburar todo el día para que mi abuela me pueda dar de comer, llevarme al colegio, comprarme ropa, etc. Todo lo que una madre tiene que hacer cuando esta sola.
Y nunca me animé ni siquiera a reprocharle nada, porque sé que hizo lo mejor que pudo, y eso ahora se convierte en suficiente. Y también porque sé que los reproches o rencores te alejan de la gente. Y ahora la necesito más cerca. No la quiero extrañar más.

Anuncios

2 pensamientos en “Todavía necesito a mi mamá

  1. Que doloroso el relato, y a la vez tan sano, no guardar rencor, entender que se hizo lo que se pudo. A lo mejor algún día se lo puedas decir a ella, o tal vez, esta forma de gritarlo en este mundo 2.0 sea acercarlo un paso más a ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s