Baby boomerang

Tenía un hijo de casi 5 años y me desayuné con un bebé. Ese rumor que dice que una se olvida de toooodoooo es tan cierto como que después de los embarazos me crecieron dos números los pies. Esas cosas que ya había dejado atrás, esas conductas primitivas y salvajes, están de vuelta para recordarme todos los motivos por los cuales en 2009 había dicho “yo esto nunca más“. Acá va mi lista de las “cosas de bebé” que padezco y que me había olvidado que existían: 981457_10200652289943125_1230346317_o

– Me había olvidado que a los bebés les crecen las uñas por minuto y que si te acercás a darle un besito tierno te pueden dar un zarpazo mortal con sus agujitas lo suficientemente doloroso como para que en el trabajo te pregunten si tu marido te pega.

– También me había olvidado de la baranda. Porque no son olores comunes y corrientes, lo bebitos hieden a podrido. Ni siquiera el vómito y la caca, que espantan hasta al perro callejero que se acerca a buscar sobras en la bolsa del supermercado que acabas de sacar. Hasta la baba huele horrendo! Esa baba como voligoma que va goteando por toda la casa como si el chico tuviera una cañería rota. Si, esa también volvió.

– Volvieron las charlas con desconocidos sobre temas de bebés. Cuando tenés hijos de 5 años nadie te da ni cinco de bola (graciadió). Pero los bebés tienen ese poder sobrenatural de atraer pesados que, aunque no tengan hijos ni sobrinos ni sean madres ni embarazadas, también tienen algo para decir sobre la cantidad de ropa que le pusiste con 8 grados de sensación térmica.

– Otra cosa de la que me había olvidado era del bamboleo constante. Cuando tenés un bebé aunque estés es una reunión de laburo con gente adulta, informes, gráficos y palabras raras, te parás adelante del grupo hamacándote como idiota para atrás y para adelante. Porque el bebé es como una prótesis, por eso cuando una no lo tiene pegado al cuerpo se olvida y hace papelones.

 – Por último, me había olvidado lo horriiiiiiible que es tener que despegarle al bebé las cintitas satánicas que les pegan los enfermeros después de colocarles una vacuna. Si ya se inventó el alisado definitivo no me digan que no pueden inventar algo mejor que eso.
Anuncios

17 pensamientos en “Baby boomerang

  1. Leí “que se le despegue” y recordé la anecdota de mi vieja y mi hermano mayor cuando el pediatra tuvo que “despegarle la telita” (si de ahí, pobre mi hermano, que suerte que no lo conoces porque estoy contando algo muy privado) sino iba a operación de grande. Dios! La recuerdo y me duele aunque soy mujer. Ese (y uno más claro) fue el motivo por el cual deseaba una nena. De hecho un amigo estando embarazada me contó tecnica para que la “telita” se despegue.
    Gracia Dio´ nunca llegue a saber que carajo es, no quiero saberlo tampoco! Me dueleeeee!!!

    Besos Agus!

    P.D: Deja de hacer pibes tan lindos! Hermosos los dos en la foto! ♥

  2. Absolutamente tooodo me olvidé! Y ahora Fran me lo recuerda a diario! Por favoor como me cuesta dormir salteaado! Y que me vomite la ropita cada 2 horas, NO hay lavarropas que aguante! Los cólicos POR DIO! en mi casa solo se escucha ” es un pedo tiratelo que papá corre con los gastos! ajjajaaj Y el bamboleo… mortal! Hasta en la cola del super me bamboleo sin chico encima!!!

  3. Me mató lo de “quedate quieta que está con la niñera”. Yo por suerte tengo la suerte de poder olvidarme completamente de que tengo hijos cuando no estoy en casa, así que lo del bamboleo no me pasó, pero sí tengo graves heridas producto de las malditas uñas de bebé.
    Y el vomito…. cuando toman leche que no es de la teta es LO PEOR que olí en mi vida
    Y la caca cuando comienzan a comer.. no sé merece un capitulo aparte en el infierno de Dante

  4. ayer mi pequeño (1año) me mordio el cachete muy fuerte, pegue un grito y casi lloré! vino el mas grande (4años) y me dio un beso y me dijo “fue sin querer seguro…es porque es chiquito”..jaja!

  5. Lo de las uñas es totalmente cierto… Yo me había olvidado del olor a vómito, ese vomitito de lechita cortada, aaaaahhh!! Se hace una constante. Y cuando empieza a comer, la caca… si está mi marido presente, él es el encargado de los pañales esos, jaaa!

  6. mas que las que se acercan a opinar sobre la ropa, me molestan las personas que vienen y le quieren agarrar la manito… en el supermercado, ponele… QUE HACES VIEJA CHOTA SALI DE ACA! perdon… estoy usando la tecnica del bamboleo como tecnica evasora… con un swing de cadera bamboleo la cria para el otro lado. por ahora me funciono. 🙂

  7. El olor a pata!!! Lo que apestan es indecible!! Lo del bamboleo me refiere a sala de espera de pediatra, eramos dos charlando, los niños en sus repectivos huevitos y nosotras meta hamacarnos. Ni para reirnos daba. Yo por eso los tuve seguidos que ni para olvidarme tuve tiempo.

  8. Absolutamente lo del bamboleo constante, jajaja! Sacale la curita q le ponen cuando le dan la vacuna cuando lo bañás. Sale más fácil 🙂 beso!

  9. morí con lo del bamboleo constante…jajajajaja…Y si, una se olvida de todo esto, sino no reincidiría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s