Diez años de madre

En “Historia de un nacimiento” por @natobenitez1

Mi primer embarazo fue muy tranquilo, nunca tuve nauseas ni me sentí mal, lo único que tenía era un hambre terrible. Me comí todo!. Cada vez que iba al médico ya sabía que me iba a retar. Cuando estaba por encima de los 20 kilos, el médico me dejó de pesar. ¿Para qué amargarnos? Ya no tenía solución.
En enero me hicieron una eco y me dijeron que había 90% de probabilidades de que sea varón. Yo sabía que estaban equivocados. En febrero nos fuimos de vacaciones a Bariloche con mi marido y un día soñé con ella, me desperté y le dije a Mariano: “Es nena y va a llamarse Josefina”. Obviamente que le pusimos ese nombre. parto

El trabajo de parto empezó un viernes a la madrugada, mi marido controlaba con el reloj las contracciones, pero todavía eran espaciadas y al rato se quedó dormido. Yo no pude dormir nada esa noche. No eran dolorosas pero cada vez eran mas intensas. A las 5,30 de la mañana desperté al futuro padre y le dije que vayamos a la clínica. Obviamente a esa hora no le entusiasmó mucho la idea. Me preguntó: “¿Estás segura? ¿No se supone que tenés que estar con muuuucho dolor? Hace frio, llueve ¿y si es una falsa alarma?”. Yo le respondí: “Son cada 5 minutos, ya no puedo esperar más!, o me acompañas o voy sola”. De mala gana se cambió y partimos.

Apenas llegamos a la clínica me dijeron que estaba con 5 de dilatación, que la beba va a nacer en un par de horas. En ese momento mi marido se emocionó y me dijo: “Ahhh, ¿era verdad entonces?”. Bueno, por fin me creía!, ese día íbamos a conocer a nuestra primera hija. Al subir a la habitación para cambiarme la llamé a mi mamá y le conté las últimas novedades. Pero decidí mentirle. Le dije que recién esperaban la llegada del bebé para el mediodía, que todavía no viniera a la clínica porque yo tenía ganas de estar tranquila esa mañana. Pero me había olvidado un pequeño detalle, mi mamá ya había tenido 5 partos y sabía que con esa dilatación iba a nacer de un momento a otro.

Cuando entré al quirófano me dijeron que me iban a colocar la peridural, a eso le tenía realmente miedo, esa aguja en la espalda me daba pánico! En ese momento se abrió la puerta y entró “un anciano”, era el anestesista. Le pedí que tenga cuidado, que si todo salía bien cuando tuviera a mi próximo hijo lo iba a ver de nuevo. Él me respondió: “No querida, yo ya me jubilo”. En ese momento apareció una enfermera a preguntarme: “¿Por casualidad acá esta Natalia? Hay una rubia afuera que nos está volviendo locas, quiere saber donde esta su hija”. Era mi mamá, ya había llegado. El dolor empezó a aumentar y ya me había olvidado del anciano, de mi mamá, de todo y sólo me concentré en mi parto. Pero algo “mágico” pasó: la anestesia empezó a hacer efecto. El médico me pidió que haga fuerza, que empiece a pujar. Me decía que iba perfecto, que ya nacía y yo me empecé a reír porque no sentía nada, nunca supe si era porque estaba pasada de anestesia o que, pero nunca sentí dolor mientras pujaba.

Exactamente a las 10.25 nació Josefina, me la pusieron sobre mi pecho y ella abrió los ojos, primero me miró a mí, después miró a su papá y en ese momento lloramos de felicidad. Mi segundo embarazo fue todo lo contrario. Aumente lo justo, 9/10 kilos. Apenas quedé embarazada ya sabía que era varón. Un día hablando con mi hija, que tenía 3 años en ese momento, me dijo que se iba a llamar Matías. Yo le dije que quizás era una nena, que todavía había que esperar para elegirle el nombre. Ella me miró muy segura y me repitió: “Es varón y se va a llamar Matías”. Un martes a la noche estando en mi casa me di cuenta que había roto bolsa pero era muy poco el líquido que salía. La llamé a la partera y me dijo que seguramente sea una fisura así que quedamos en encontrarnos en la clínica dentro de una hora.

Entré a la sala de parto tipo 3 de la madrugada y me colocaron goteo, empecé a charlar con las enfermeras y me preguntaron si era mi primer hijo, les contesté que no, y haciéndome la canchera les dije: “Yo no soy de esas mujeres que gritan, por suerte tuve un parto buenísimo con Josefina”. A medida que pasaba el tiempo el dolor empezaba a ser insoportable! Les rogué que me pusieran mas anestesia, pero nadie me escuchaba. El médico me gritó para que empiece a pujar, una enfermera hacía fuerza desde arriba de mi panza para ayudar a que salga el bebé, mientras yo agarraba la mano de mi marido y, con una furia que salió desde lo mas profundo de mi ser, le dije: “Por favor, nunca me hagas olvidar este momento, yo no vuelvo a pasar por esto!!!!”. El se rió y me pidió que le preste atención al médico.

Empecé a gritar, gritar y gritar sin parar. El médico me dijo: “Ya está, acá lo veo, un último esfuerzo”. Inspiré bien profundo y sentí como nacía mi hijo. Nació a las 5.59 de la madrugada. Me lo pusieron sobre mi pecho llorando y enseguida se calmó, en ese momento aparecieron las lágrimas y la emoción nuevamente, ya teníamos a nuestro segundo hijo.  Tuve dos partos muy diferentes, cuando nació Matías entendí porque mis amigas no me creían cuando yo decía que en los partos no se sufría.

Hoy, 4 de julio, Josefina cumple 10 años. Pasó mucho tiempo desde aquel viernes frío y lluvioso en el que me convertí en mamá por primera vez pero para mí fue ayer. Este año ya no quiere festejar su cumple en peloteros, ya no usa sus platos y tazas para jugar a tomar el té, hace rato que le molesta que la lleve a la plaza y mira con cara de aburrida mientras su hermano Mati da vueltas en la calesita. “Jose” como le decimos todos, creció, pero para mí, mis dos hijos siempre van a ser mis bebés.

Anuncios

4 pensamientos en “Diez años de madre

  1. no deja de asombrarme como es que cada embarazo y cada parto son unicos… porque insistimos en estandarizar protocolos todavia? en fin, soy mama hace 3 meses y no puedo imaginarme el dia en que mi bebe camine! mucho menos el dia que no quiera jugar mas en una plaza. tendira que empezar terapia ya para prepararme para ese momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s