La mala de la película

Charlando con otras mamás separadas de los padres de sus hijos noté que hay una cuestión particular que nos angustia a muchas. Por una cuestión operativa histórica, generalmente los chicos están de lunes a viernes con la mamá y los fines de semana con el papá. Si bien hay excepciones, en la mayoría de los casos se da así, sobre todo si ambos padres viven a cierta distancia física el uno del otro. princesa_fiona_mama-20683

Esa situación genera una división de tareas en donde las madres solemos representar la exigencia, la responsabilidad, el acostarse temprano, el baño diario, etc. y el padre el disfrute y el relax de los fines de semana. Y lo genial es que a los pibes eso no les importa o no lo notan, por lo menos cuando son chicos. Tampoco es que tengan que aplaudir ni agradecer a las madres, ni mucho menos. No hay nada peor que una madre que espera una retribución o reconocimiento de su tarea. Ya sabemos de antemano que criar hijos es una tarea altruista. La cuestión es, una vez más, que resulta injusto para nosotras en una tarea que debería ser compartida 50/50. Y ni hablar de las madres solas, que hay millones.

Por otra parte pienso ¿estaríamos dispuestas a que los hijos pasen la semana entera con su papá y vengan a nuestra casa los fines de semana? Cuando vivía más cerca del padre de mi hijo nos turnábamos mucho más en la semana y funcionaba bien. Incluso se quedaba conmigo los viernes y sábados, hasta el domingo al mediodía, lo que resultaba genial para hacer planes, quedarnos en la cama hasta tarde, salir a pasear y trasnochar. Ahora parezco más una celadora que una madre, soy una máquina de dar indicaciones y siento que ese lugar en el que estoy ahora muchas veces me anula la capacidad de disfrutar. Además de todas las responsabilidades que implica estar con un hijo de lunes a viernes, estoy demasiado cansada del trabajo, del bebé, de la casa, la comida, las compras, etc. como para hacer planes divertidos o jugar con él el tiempo que realmente quisiera durante la semana.

No quiero generalizar porque hay padres separados que se hacen tanto cargo de sus hijos como las madres, incluso algunos más que ellas. Sólo describo una situación que vivimos muchas mamás separadas que, aunque no sea la regla, ocurre en un gran número de casos. Creo que ninguna quiere representar la figura del “ogro” y es muy difícil ser un dulce de leche y una relajada cuando sos la que coordina las (palabras malditas) obligaciones y responsabilidades. Sólo me gustaría que se me aparezca más seguido en mi cuarto con los ojos chinos a las 10 am y no tener que zamarrearlo todos los días para ir a la escuela. ¿Ustedes cómo hacen?

Anuncios

11 pensamientos en “La mala de la película

  1. Hola, no soy separada, pero por el trabajo de mi esposo el esta 5 días de franco en casa y 10 a 250km trabajando (horrible!!), así que mas o menos tengo una idea de lo que hablas y sentís. Comparto varios comentarios anteriores: lo de cortar la rutina en lo mas simple me sirve muchísimo hasta en lo de la vuelta de la escuela cambiando el recorrido (mira la pavada!! pero es algo “nuevo”), o desayunar en la cama los 3, o cenar en la cama viendo una peli a pesar de las miguitas jeje, me acuerdo que hace mucho a la hora del almuerzo hice un “picnic” en el living: manta en el suelo, pizza (nada elaborado se verá) y listo!! a mi me encantó y a los peques ni te cuento. Esta bueno buscar cambios que mejoren la situación (si esta la posibilidad por supuesto). Yo este año tuve la Bendición (en mi caso) de pasar los peques al turno de la tarde en la escuela, y nos hizo re bien a todos. En fin, no es a modo de consejos, no tengo autoridad para eso, sino también a modo de descarga de mi propia situación, y nada mas decirte que seguro lo estas haciendo bien. Tranqui que todo pasa, y seguro esta situación y sensación también. Y con respecto a tu preguntita de si se los dejaría una semana… muchas veces le dije a mi esposo que se los voy a mandar con el todo su diagrama para “descansar” yo también de tanta responsabilidad… jaa jaja después nos reímos juntos por que nooooooo, ni loca los sueltooo.
    Te mando un abrazo y muchas fuerzas!!!!

  2. yo trato de hacer aunque sea UNA VEZ POR DIA una actividad que le divierta y sea recreativa. En general lo hacemos en la caminata de vuelta del jardín, que se yo, ir a tomar submarino en un bar, ir a mirar pasar los trenes (es fan de los trenes y los subtes), ir a mirar los perritos en la puerta de la veterinaria, etc etc etc. Sino soy el Sargento Cabral las 24 hrs y eso resulta agotador también para mi.

  3. En mi caso, con un hijo adolescente, es mas complicado aún…. No solo yo soy el ogro, sino que ademas es el quien quiere decidir si va o no con su papá…. A veces pasan hasta dos semanas que no se ven, y eso que el siempre estuvo presente. Es ahí cuando tengo que intervenir, mandarlo el fin de semana si o si y ahí no hay nadie mas ogro que yo, o al menos eso es lo que siento porque lo obligo. Uno se la pasa, mientras los hijos crecen, tratando de organizarse, de ver que es lo mejor, y es verdad q si van el fin de semana te perdes de muchas cosas… Pero cuando llega la adolescencia, los fines de semana ya no son ni para mamá, ni para papá, son para los amigos y para la novia. Asique yo creo q hay q romper las rutinas y disfrutarlos al máximo porque el tiempo pasa muy rápido y es ahí cuando ellos te dicen ¡Mami, no voy con vos, me voy a ver a los chicos!

  4. Bueno, yo soy de las que conviviendo con #marido tiene una realidad parecida porque él sale de casa 6:30 y vuelve pasada la medianoche todos los dias… Sin embargo lo que tratamos de hacer es lo que mencionaba Lucía, cortar la rutina. Pelis, un asadito en la terraza un martes, un faltazo al cole de vez en cuando. Papá los lleva al cole siempre que tiene un día libre y mamá es la que da golosinas. En casa somos ogros los dos pero el edipo me da ventaja a mí.

  5. Yo disiento un poco o por ahí tendrá que ver con las realidad más cercanas a uno. Y no me refiero solo a la mía., pero también a ella. Casi todos los ensamblados que tengo alrededor comparten tiempo más o menos parejo entre madre y padre. O sea, los chicos están también en la semana, se los lleva al colegio, a actividades extras, a médicos, reuniones de padres. Y hasta en algunos casos el padre es más “ogro/límites” que la madre. Creo que depende de muchísimas cosas, realidades geográficas, laborales, decisiones, actitudes de padres/madres. Pero sí comparto con Lucía que hay que sentarse, hablarlo y buscarle la vuelta. Y en algunos casos cuando uno de los dos (sea madre o padre) se corre un poco, abre espacio para que el otro participe más. De todas maneras hay algo que es díficil de cambiar pero que no pasa solo con los separados, pasa también cuando los padres están juntos, y tiene que ver con los lugares que ocupan las mujeres x cultura, costumbre, historia, etc.

  6. Fácil. el padre las ve solo cuando tiene ganas y yo ejerzo la maternidad de lunes a lunes arreglándome sola.
    Por supuesto que entiendo tu planteo y supongo que me generaría la misma sensación si solo las tuviera conmigo los dias laborables. Es difícil hacer una arreglo que sea bueno para todos, aún contando con la buena voluntad de la otra parte. Y mucho más cuando eso no existe.
    Un beso

  7. En La Plata eso no pasa tanto porque las distancias son menores. Conozco muchos casos que se organizan de la misma manera: lunes y miércoles con la madre, martes y jueves con el padre, fin de semana por medio con cada uno (lo cual genera un quilombo para las separadas con hijos que quieren salir con separados con hijos porque solo están ambos sin hijos fin de semana por medio). Igualmente no siempre funciona bien, hay que ser superordenado con los objetos escolares, a veces los pibes terminan yendo a la escuela con la mochila más el bolsito de ropa, en fin, no es la panacea. Pero está bueno que se reparten obligaciones y disfrute, o sea, días hábiles y findes. No tengo una solución para vos. Si te venís a LP aun tenés que convencer a tu ex de que se mude para acá, jeje. Como decís vos, paciencia…

  8. Bueno, a veces aunque convivan los padres, pasa lo mismo. Está bueno darse cuenta, y el que tiene la felicidad de tener un buen entendimiento con el ex, tratar de charlarlo y buscarle la vuelta, para que ambos experimenten las dos situaciones. Desafío.
    Por otro lado, justo justo ayer estaba pensando en que a veces hay que tratar de hacer como vacaciones durante la semana, cuando vuelven del cole, cambiar la onda de alguna manera, hacer panqueques, salir a caminar, que no se bañen y ver una peli juntos hasta mas tarde…no sé…lo que sea de acuerdo a la edad…Estoy harta de que el colegio rija mis tiempos y los de mi familia!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s