Cine: Before Midnight

Si aún no vieron Before Midnight no lean este post, salvo que no piensen verla y no les importe que adelante algunas cosas de la película. La película es la tercera parte de la saga de Richard Linklater que incluye Antes del amanecer (1995) y Antes del atardecer (2004). En la primera Celine y Jesse se conocen en un tren y, tras pasar un día entero juntos, deciden reencontrarse 6 meses después. En la segunda película muestran que el encuentro no fue posible (pasaron 9 años) pero Celine va a buscar a Jesse a una firma de libros. Él escribió una novela sobre la relación entre ellos y, al leerlo y sentirse identificada, va a buscarlo. Pasan el día juntos y la peli termina indefinida, no se sabe si Jesse se va (él está casado y tiene un hijo en Estados Unidos) o se queda con ella en París.  índice

En la tercera (2013) muestran desde el principio que están juntos y tienen un par de gemelas de 7 u 8 años. Jesse se separó de su primera esposa y se quedó a vivir en París. Su hijo lo visita en las vacaciones. La película tiene lugar en un día de vacaciones familiares en Grecia donde unos amigos les regalan una noche en un hotel para ellos solos mientras cuidan a sus hijas. Al estilo de las anteriores la película es muy conversada y con 4 ó 5 planos larguísimos. En los primeros muestran conversaciones de ellos sobre su vida familiar y creo que Linklater deja en claro esto: que para ser una pareja con el desgaste de los hijos y la rutina a cuestas tienen mucha complicidad y se adoran. No soy crítica de cine así que mis apreciaciones se limitan al tema de interés de este blog: las relaciones de pareja, la crianza de los hijos y la vida cotidiana.

La escena final es la que representa la crisis matrimonial con reclamos y pases de factura. Él la critica por victimizarse con su discurso feminista como si fuera una ama de casa de los años ´50. Ella le reclama más presencia en las tareas domésticas y el cuidado de las hijas a lo que él responde “no me dejas hacer nada!” (esa cuestión del “dejar hacer” que hablamos acá). Ella le echa en cara que el sexo es rutinario y que siempre hace lo mismo. Él le dice que está loca y que nadie la soportaría más de 6 meses. Ambos ponen sobre la mesa sospechas de infidelidad de años atrás. Él plantea su conflicto con que su hijo viva en Estados Unidos y ellos en París. Ella dice que lo hace a propósito para boicotearle una oportunidad laboral que le acaba de surgir porque no quiere que ella sea más exitosa que él. Y así. No voy a decir que me sentí identificada porque la conversación y los planteos son bastante miserables. Me sentí representada, que es peor. Con mi novio nos codeábamos con cada conversación calcada de nuestra relación, con cada argumento idéntico.

El desgaste de la rutina, de los hijos y del paso del tiempo, la pérdida de la atracción física hacia el otro, la “naturalización” de la presencia de ese otro que se va convirtiendo en un extraño. Creo que lo más me gustó de la trilogía fue ver esa transformación del amor romántico de película yankee, que se muestra en la primera y en la segunda parte, a una relación más real. Ahí hay amor pero es un amor atravesado por el paso del tiempo y eso lo hace pelota, lo pone contra el paredón. Ella se va de la habitación del hotel diciendo “creo que el problema es que no te quiero más”. No hay un amor rosa. Hay una construcción del amor y una pelea por salvarlo.

El retrato que hace Linklater, mas allá de los matices, creo que es bastante representativo de la dinámica de las parejas actuales. Las personas de la generación anterior a la nuestra que vieron la película me dijeron que les resultó aburrida y que ninguno se sintió identificado con los conflictos de pareja, lo que me parece normal. El reclamo por la igualdad en la crianza y en las tareas domésticas es bastante actual y creo que a las mujeres de entre 30 y 40 años es una de las cosas que más nos conflictúa de la dinámica familiar, sumado al conflicto entre el ámbito doméstico y laboral, es decir, como congeniar el desarrollo profesional con la crianza de los hijos. Si no la vieron, veanlá! y si la vieron, ¿qué opinan?

Anuncios

17 pensamientos en “Cine: Before Midnight

  1. Pingback: Momentos de una vida | LIBERTAD CONDICIONAL

  2. Amo esta trilogía y a los personajes. A mí esta última no me pegó tanto por el lado de la rutina de la pareja o de los hijos (mi novio y yo no tenemos hijos todavía y no convivimos hace tanto tiempo), sino que me pegó más por el lado del lugar que adoptan hombres y mujeres en las relaciones. Sentí los reclamos que se hacían, la manera en la que los expresaban, los recursos (por momentos bajos) de cada uno como algo más bien “genérico” (y por lo tanto cultural), que no sé (en mi opinión) si tiene tanto que ver con la rutina, sentí que al margen de las rutinas… esas cosas suceden en casi todas las parejas, y que en este caso salen por el lado del malestar que provoca la rutina, pero podrían haber salido por otra cuestión, tranquilamente. El arrancar una pelea y no poder pararla de ella, la simplicidad de él para querer cortarla y dejar de discutir sin profundizar demasiado, el traer cosas de hace años atrás para ponerle condimento a la discusión, el victimizarse de ella y las acusaciones de él me parecieron universales para cada género. Me alivia también el haberme sentido identificada con esa complicidad y diversión que hay entre ellos, mezcladas con un grandísimo amor. 🙂 Me gusta mucho tu blog! Esta bueno que trates el tema de la maternidad de manera tan real, algo clave para las que todavía no somos madres!

  3. No tengo hijos, poco tiempo de estar en pareja pero ví las tres, y creo que representan de manera bastante fiel las etapas mismas de la vida respecto del amor, personalmente me falta vivir la de los hijos pero creo que es valiosa la construcción de un “ideal” un poco más genuino, una imagen espanta fantasmas, aquellos que te quedan y que se alimentan por todo lo que uno ve y escucha por ahí… me pareció no sé si adrede o casual el cambio fisico de ella, un cuerpo verdadero que bien podría ser el de una madre que parió mellizos. Buenisimo Angulita!

  4. Pingback: Antes que nos pongamos viejos |

  5. La peli es genial, es como vos decís generacional, yo me escapé sola a verla un día a la tarde, y había dos señoras mayores esperando una romántica sin haber visto las anteriores, y se llevaron un garrón. Yo me fui sintiendome muy identificada con la problemática, quizás el abordaje está mucho más teatralizado que lo que uno vive todos los días, pero las miserias, los reclamos, las facturas, el desencantamiento (yo creo que el amor no varía, pero lo encantado que está uno con su pareja si) está todo ahí. Es genial como vos decís como el tiempo formó a esta parte en algo más real. Y por último yo tb quiero la de dentro de 10 años aunque me de un poco de miedito…

  6. Ay, amo esta trilogía. Esa cosa conversada, donde parece que no pasa nada. El trasfondo griego me pareció perfecto: lo único que hacen ellos desde que se conocen es filosofar a la antigua, caminando (como los peripatéticos) sobre el significado de la vida y las relaciones de pareja. Eso me gusta mucho de Linklater. De las tres, la que más me gustó es la segunda. En esta una cosa me hizo ruido: me pareció por momentos muy cínica. La pelea me pareció muy dura, como si entre ellos no hubiera amor, y eso molestó a la romántica incurable que hay en mí. Y Julie Delpy… bueno, por momentos me identifico 100%, por momentos no la banco. (Me pasa lo mismo con las pelis que ella dirigió). Pero la pelea está muy bien guionada, demasiado bien, tal vez. Y en la retórica feminista me veo reflejada, incluso ridiculizada. Bueno, ahora comentario frívolo: qué injusto que con la edad, él está cada vez más lindo (en la segunda no, era un fantasma) y ella más hecha mierda.

    Besos!
    D.

  7. A mi no me pareció exagerada, teniendo en cuenta que es un momento de discusión puntual. Se ve a lo largo de la película que ella no es una reclamona o una caraculica. Creo que a nadie le gustaría verse reflejada en ese papel (yo en ciertos aspectos me vi y obvio que no está bueno) pero lo que más rescato es como la trilogía muestra que aunque el amor sea perfecto y pasional al principio, la rutina el matrimonio y los hijos lo cambian todo. El amor sigue ahí pero distinto

  8. Hay mucha complicidad y se quieren, pero Celine pica tomate con las mujeres mientras Jesse habla de libros con los hombres. Me llamó la atención que tanto las mujeres más jóvenes (las que no tienen hijos) o las más viejas (las que tienen hijos adolescentes para arriba) me dijeron “qué insoportable que es ella”, y las de mi generación se sintieron, como decís vos representadas. para mí las más jóvenes (o sin hijos) no tienen ni idea del esfuerzo que es criar hijos y de cómo hasta las parejas más igualitarias se hacen más tradicionales post hijos. wait and see, les digo mentalmente. Y las más grandes se olvidaron o tienen más naturalizada la desigualdad, como la madre de una amiga que nos dijo que se hizo socia del club para ir los sábados a la tarde con los tres hijos mientras el padre dormía la siesta.

  9. Hola te vengo leyendo hace un tiempo y me gusta mucho tu blog! No vi ninguna de estas pelis pero después de tus comentarios me dan ganas de verlas (cuando las vere ese es otro tema!) Me gustó eso de que el compartir las tareas domésticas y la crianza de los chicos es EL TEMA de nuestra generación, tema constante en las charlas con mis amigas madres. Te sigo leyendo!

  10. La vi y aunque ame la 2… siento como vos que hablan de un montón de temas que cruzan nuestra generación… aplaudo siempre al director por lograr siempre profundidad y realidad en las charlas… la escena final esta muy buena… el remanso despues de la tormenta en el hotel jejej y flor de tormenta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s