Sobreprotegidos

Sobreprotegidos es un programa que emitía hace un tiempo el canal Discovery Home&Health (que ahora se volcó cien por ciento a programas absolutamente bizarros) conducido por Lenore Skenazy, más conocida como the world worst mom. Skenazy fue columnista durante muchos años del New York Daily News y posteriormente comenzó a trabajar en el New York Sun, en donde publicó “Porqué dejé a mi hijo de 9 años viajar solo en el subte, un relato sobre la decisión que tomó junto a su marido de darle a su hijo una mayor independencia a partir de la confianza y la incredulidad en las estadísticas de inseguridad de la ciudad de Nueva York. images

El programa trataba sobre la vida de chicos sobreprotegidos por sus padres que, bajo el discurso del cuidado del mal externo, el miedo y la seguridad, coartaban la libertad de sus hijos (algunos ya adolescentes) con el pretexto de protegerlos de los peligros del afuera. Skenazy ayudaba a los padres a ganar confianza en sus hijos mostrándoles como son capaces de desenvolverse perfectamente bien en el mundo exterior si uno, como padre, les da las herramientas necesarias. Ella asegura que “Nueva York no es más insegura ahora que en 1963. No vivimos en Bagdad” y agrega “en estos días, cuando un chico muere el mundo culpa a los padres. Es tan simple como eso. E incluso Trevor Butterworth, el vocero del centro de investigación STATS.org, dijo, “Las estadísticas muestran que son casos extremadamente excepcionales, y uno no puede proteger a la gente de casos extremadamente excepcionales. Sería como tratar de crear un escudo contra el riesgo de ser alcanzado por un rayo”.

índiceCoincido con Lenore que dar a los hijos cierta libertad basada en la confianza hacia ellos es una cuestión muy importante para que cuenten con herramientas para la vida. De nada sirve que sólo se sientan seguros en casa, porque en algún momento de su vida van a tener que cruzar una calle por sí mismos o tomar un transporte público. Creo que está bueno que desde chicos tengan la posibilidad de resolver problemas y tomar decisiones, en vez de vivir amparados bajo el ala protectora de sus progenitores que todo lo solucionan. Ahora bien, con la paranoia sobre la seguridad que existe en estos días en el mundo occidental, ¿cómo se resuelve este dilema? Creo que, como dice Lenore, los medios de comunicación juegan un rol fundamental en la generación de la paranoia al insistir en un hecho aislado (el caso Candela, por ejemplo) hasta el hartazgo. Por otro lado, está comprobado que los hechos de violencia, asesinatos, abusos hacia niños son mayormente cometidos por personas de su entorno, familiares o conocidos. E incluso hay otras formas de violencia y de peligro para los chicos mucho más sutiles que el mito del hombre de la bolsa: en la conferencia TEDx que dio el reconocido chef Jamie Oliver muestra las estadísticas que concluyen que el mayor riesgo de muerte infantil en Estados Unidos está dado por la mala alimentación (que se traduce en obesidad) mientras que el riesgo de morir asesinado por un extraño está en el último lugar de la lista.

Les dejo el video de la conferencia TEDx donde Jamie Oliver relata la importancia de la buena alimentación y las estadísticas de los verdaderos riesgos para nuestros hijos.

Anuncios

16 pensamientos en “Sobreprotegidos

  1. Es un gran tema y es algo que cuesta muchísimo irles soltando la mano. Más allá de que viví mi infancia en la calle me parecen que ahora (quizás porque estoy más vieja) los peligros son otros. Lo que me pasó y fue buenísimo es que las libertades que les empezamos a dar a medida que iban creciendo fueron más o menos parejas entre su grupo de amigos… entonces, un día viajaron en colectivo, otro día fueron a comer pizza libre a Ituzaingó todos juntos, otro día al shopping con algún padre que se quedara pispeando, después solos, y así. Me parece que 9 años son muy pocos y soltarles la mano de una sin que tengan demasiado conocimiento de nada tampoco puede ser que se frustren mal o que después les de miedo. A los 10/11 creo que ya tienen otra madurez para enfrentarse a ciertas cosas (aunque boludas) sin ponerse mal. Beso!

  2. La capacidad de los niños y/ jóvenes de aprender, aventurarse , discernir , percibir, sentir y desarrollarse exitosamente en esta sociedad es maravillosa. El desafío es vencer nosotros , los padres, los miedos que traemos incorporados, y ahí me quiero ver … Agarré la calle de muy pibe , recién llegado a La Plata , 9 años, primero Plaza Olazabal hasta las 23 hs jugando( toda la plaza para mi ), algunos días me colaba el los edificios de calle 7 y me iba a las terrazas a mirar la cuidad, otras veces , al bosque ,a la gruta y a pescar. En la plaza belgrano descubrí y me metí el arroyo entubado que estaban arreglando pero no me anime a avanzar mas de 20 mts en la oscuridad. Con 10 años a la salida de la escuela perdí la moneda de 10 cvs para el micro. ahora que hago? me desesperé , entonces le pedí a un señor, que rapidísimo de dio más de una moneda para que pueda volver a mi casa. En el barrio aeropuerto ,más grande ya con 11 ,nos bañabamos en las canteras abandonadas y pescábamos , muy huckelberry todo. A los 13 ,con un amigo de 17, novel barrabrava de Estudiantes hacíamos puntería con un 22. Después me re socialicé en el Nacional en el cual me hice fan de mis amigos, corriendo nuevos peligros más aceptables. Al terminar el colegio con 18 quise irme al sur a trabajar por un año y a descubrir el mundo y a hacerme cargo de mi vida y mis padres no me dejaron … y poco valiente de mi que les hice caso. Los peligros más grandes a los que me enfrenté vinieron de la mano del dolor interno afectivo y del desarraigo . A mi hija trataré de no cortarle las alas y de guiarla con mano de seda ,de apoyarla en todo lo que emprenda. . PD Muy buen punto el de los riesgos de la mala alimentacion ! Aprendo

  3. Conocés a Albert Casals? Debe ser uno de los casos mas extremos de antisobreprotección que existen. El pibe tuvo una leucemia terrible a los 5 años, desde los 8 que está en silla de ruedas, y a los 14 le pidió a los padres permiso para irse a recorrer europa solo, a dedo, sin equipaje y sin plata. Y los viejos lo dejaron. Hoy tiene alrededor de 20 y se conoce todo el mundo, una bestia. Este es el link de la nota que le hizo la revista Orsai, vale la pena leerlo para ver lo que es el pibe, y para ver cómo lo educó el capo del padre: http://editorialorsai.com/revista/post/n1_albert

    Me entusiasmé mucho con el tema (se nota?)

  4. Creo que lo ideal es encontrar el equilibrio. Mi mamá me sobreprotegió mucho (no tanto en lo que no me dejaba hacer, sino en cuanto a repetirme todos los peligros de la vida) y eso no me hizo bien. Hoy que soy madre la entiendo un poquito más, pero quiero tratar de no pasarle mis miedos a mi hijo. Espero poder manejarlo. Buen post, Agus!

  5. Y no es, además, medio contraproducente? No te dan ganas de rebelarte ante la sobreprotección? No te genera resentimiento que “no te dejen hacer nada”? Me da esa impresión, no se… Beso pa ti, Ang!

  6. Juli! a mi me pasó lo contrario y siento que la sobreprotección lo único que hace es retrasar un camino inequívoco: el encuentro con la vida, con el malestar, con los peligros. Y en definitiva, termina siendo una pérdida de tiempo. Besos!

  7. Este es un tema bastante central para mí en esto de criar hijos, porque quisiera darles a los míos toda la libertad que sea posible y todas las herramientas que pueda para que sepan explotarla de la mejor manera (y para que de paso yo pueda dormir tranquila a la noche, o no enloquecer al menos).

    A mí mis viejos me dieron muchísima libertad, y eso sacó lo mejor de mí y me regaló una vida hermosa. No se bien cómo hicieron, pero nunca me dijeron que no a ningún pedido extraño mío (tipo irme sola de mochilera a los 16, en una época en la que no había celulares ni email ni un carajo), ni tomaron represalias después de haberme mandado alguna cagada importante. Me acuerdo de mi viejo y su cara fruncida por la circunstancia diciéndome que si quería tanto viajar sola, que empiece clases de defensa personal. Su confianza era también un escudo protector, mas de una vez me eché atrás de meterme en algo raro por miedo a que salga mal y sean ellos los que tengan que hacerse cargo de las consecuencias. Supongo que darme tanta libertad debió haberles costado bastante, y digo “supongo” porque parte de su buen criterio fue nunca mostrarse desgarrados por la preocupación, ni hacerme sentir culpable por hacer cualquiera sin importarme su sufrimiento, ni ninguna psicopateada por el estilo. Viejo, vieja: respect!

    Hoy mis hijos son chicos, pero espero que a medida que vayan creciendo yo también pueda dejar de lado la tranquilidad egoísta y nociva de tenerlos en casa, y dejarlos sueltos todo lo que ellos quieran.

  8. Muy buen dato.
    En el caso de las mamás de niñas (como yo) al miedo que todas tenemos sobre la inseguridad se suma el terror de la violación, los abusos sexuales, la trata, etc. (Las mamás de nenes también pueden tenerlo pero me parece que por tooodo lo que ya sabemos las mujeres estamos más expuestas).
    En ese caso, darles esa libertad se hace mucho más difícil al menos para mí porque siento que ese tipo de delitos -inclusive en la calle- pasan todo el tiempo y en cualquier lado. No tiene que ver con la confianza que ella misma se tenga, no hay chance de zafar, sólo existe la puta mala suerte de cruzarte con un hdp.
    Hasta algo “normal” (que nos pasó a la mayoría de las mujeres) como que un tipo se masturbe adelante de ella en la calle, puede dañar a una niña de 11 años y odiaría que pase, ya que a mí me pasó varias veces durante la adolescencia y no quisiera que ella pase el mismo asco/miedo que yo pasé.
    Se entiende? Saludos.

  9. Este post me recordó a un texto de Ana Cristina Aristizábal titulado: “Como anular a una persona. El peor daño que se le hace a una persona es darle todo. Quien quiera anular a otro solo tiene que evitarle el esfuerzo, impedirle que trabaje, que proponga, que se enfrente a los problemas (o posibilidades) de cada día, que tenga que resolver dificultades.

    Regálele todo: la comida, la diversión y todo lo que pida. Así le evita usar todas las potencialidades que tiene, sacar recursos que desconocía y desplegar su creatividad. Quien vive de lo regalado se anula como persona, se vuelve perezosa, anquilosada y como un estanque de agua que por inactividad pudre el contenido.

    Aquellos sistemas que por “amor” o demagogia sistemáticamente le regalan todo a la gente, la vuelven la más pobre entre las pobres. Es una de las caras de la miseria humana: carecer de iniciativa, desaprovechar los talentos, potencialidades y capacidades con que están dotados casi todos los seres humanos.

    Quien ha recibido todo regalado se transforma en un indigente, porque asume la posición de la víctima que sólo se queja. Cree que los demás tienen obligación de ponerle todo en las manos, y considera una desgracia desarrollarse en un trabajo digno.

    Es muy difícil que quien ha recibido todo regalado, algún día quiera convertirse en alguien útil para sí mismo. Le parece que todos a su alrededor son responsables de hacerle vivir bien, y cuando esa “ayuda” no llega, culpa a los demás de su “desgracia” (no por anularlo como persona, sino por no volverle a dar). Solo los sistemas más despóticos impiden que los seres humanos desarrollen toda su potencialidad para vivir. Creen estar haciendo bonito, pero en definitiva están empleando un arma para anular a las personas. (No quiere decir que la caridad de una ayuda temporal no sea necesaria en momentos especiales).”

  10. Lo de la alimentación me parece tremendo. No dejarlo tomar un colectivo pero sí que se atiborre de porquerías es demencial.

  11. buen post, Agus, se trata de… no me gusta la palabra pero sería “empoderarlos” o algo así. Darles las herramientas para enfrentar el mundo. No podemos encerrarlos en cajitas de cristal. O si podemos, seguro que el resultado no es bueno. Ya lo mandaste al Coco en subte? 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s