El nido vacío

Me agarró como un miedo a la maternidad futura. Estuve pensando en cómo será acompañar el crecimiento de hijos adolescentes y cómo me tomaré el hecho de que comiencen a prescindir de mí.  Mi madre es independiente, trabaja, tiene pareja, amigas, va al cine, al teatro, a comer afuera y aún estando tan activa noto que últimamente está sufriendo como una abstinencia de cuidar. Mi hermano menor tiene 22 años así que las tareas de atención de mi madre se limitan a la lavarle la ropa, quizá demasiado poco cuando dedicaste los últimos 20 años de tu vida a criar hijos. chiste-gallina1

Hoy tengo la sensación que disfrutaría muchísimo de la vejez, de poder sentarme a leer todos los libros que quiera sin que nadie me hable. Pero quizá uno se acostumbra tanto a vivir cuidando, que cuando sentís que no te necesitan más te pega mal. Y evidentemente no tiene que ver con el grado de actividad individual que uno tenga, aunque supongo que si fuiste ama de casa toda la vida ese momento debe ser mucho más terrible. El síndrome del nido vacío creo que tiene más que ver con ese sentimiento de abstinencia de cuidar a otro que con la soledad en sí misma, se debe sentir como una exceso de energía que no sabés dónde volcar.

No me acuerdo la frase exacta, pero una vez leí algo así como que cuando más cerca estuviste de tus hijos cuando fueron chicos, más lejos ellos podrán volar de grandes y me hace acordar a esos hijos que ya están grandes y no pueden despegar de la casa de los padres, que formaron una relación simbiótica, como de interdependencia, que se vuelve patológica. Además de esto, no me quiero imaginar lo que debe ser el reencuentro de una pareja que durante tantos años vivió en el caos de criar hijos, encontrándose en el silencio y la soledad de ser sólo dos. ¿Alguien vio “El nido vacío” de Daniel Burman? Trata sobre las grietas que aparecen en un matrimonio cuando los hijos ya no están, y de como el vínculo romántico mediatizado por la relación con los hijos parece mucho más fácil que el vínculo directo entre esposos. ¿Será por el miedo inconsciente a este “síndrome” que muchas parejas encargan el hijo-nieto, ese hijo que tenés alrededor de los 40, cuando los otros ya están más grandes? Tiene sentido pero espero que no me pase, porque al final esto de la maternidad es más adictivo que consumir heroína.

Yo espero que el reencuentro con mi pareja sea más parecido a esto :p

Anuncios

8 pensamientos en “El nido vacío

  1. Siempre me dejá pensando…. creo que a veces las mujeres que se quedan con el nido vacío muy jóvenes procuran volcar toda esa energía en los nietos. a todos nos cuesta sentirnos prescindibles. Mis viejos se dedicaron mucho a viajar. Sobre todo mi papá creo que se liberó al saber que no tenía que velar por nuestra subsistencia económica, cosa que hizo durante 30 años y podía gastar el dinero más libremente, sin pensar tanto en el futuro.

  2. Te pasaste con esta frase Agus “porque al final esto de la maternidad es más adictivo que consumir heroína.”

  3. El caso de mis papás por ejemplo, cuando ya no sólo nos habíamos ido los tres, además estabamos en otra ciudad, desencadenó la separación. Supongo que debe ser muy fuerte mirarte de nuevo con tu pareja y ver muchos de los defectos que estaban ahí pero que la maternidad tiene la urgencia que permite ocultarlo.

  4. Me parece que, como decís, hay algo inevitable en esto del nido vacío. Mi vieja fue ama de casa, madre de 4 hijos. Hoy tiene 71 años, 6 nietos, 20 millones de actividades, viaja mucho con mi viejo, sale, tiene infinidad de amigas, a veces más energía que yo, e igual no puede soportar la sensación de no cuidarnos, de no estar en todo, de no ser “responsable” de nuestros actos. De todas maneras me parece que cuánto más una misma haya logrado reconvertir su identidad en medio de la maternidad, mejor atravesará ese síndrome. Así como logramos reconvertirnos cuando somos madres sin dejar de “ser”, supongo que también lo haremos en ese momento. Y eso del hijo-nieto a los 40,¡que te recontra!, jajaja

  5. La verdad es que nunca sentí ese síndrome, es cierto que trabajo mucho, y que mis hijos viven cerca, trato de estar lo más posible con mi nieto, que es menos de lo que quisiera, pero aprovecho para pasarme crema despues de bañarme con total tranquilidad o ponerme extensiones de pestañas que tardan 2 horas, pero que a nadie le importa porque son todos autónomos, cocino si tengo ganas o me tomo un yogurth y a dormir. Definitivamente disfruté la maternidad y ahora el “nido vacío”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s