Balance estival

Volví de las vacaciones. Con el diario del lunes puedo decir que cosas no voy a repetir hasta que los niños tengan 18 años y en qué decisiones acertamos. Pasamos once días en Brasil marido, Coco (5), Hache (1) y yo. Primer acierto: alquilamos un departamento en un apart enfrente de la playa. Cualquier urgencia, cosita olvidada, niños fastidiosos, podíamos cruzarnos y resolver el problema en un segundo. Mis niños duermen, duermen muchísimo en comparación con otros, pero cuando están despiertos y 24×7 arriba de tu cabeza en un país extranjero, te dan ganas de repensar las vacaciones para los años venideros. IMG_20140204_180306

–    Que estrés la pantalla solar. Poner protector a toda la familia antes de salir a la playa te consume más tiempo que pelar un kilo de garbanzos. Si encima vas a la playa dos veces por día para que los chicos almuercen y duerman la siesta, no sólo es un plomo sino que te fundís. Una vez que embadurnaba al bebé no sabía donde apoyarlo para que no se llenara de arena. La encargada de la posada le decía “bebé milanesa”. Además de ser medio obse con los chicos y el sol, soy alérgica así que volvimos con menos bronceado que los Locos Adams.
–    Comé toda la arena quieras. Las vacaciones son un mundo de arena en todo lo que tocás. Los niños estuvieron once días con arena en todo el cuerpo, en todo lo que comían y en todo lo que tocaban; el bebé incluso comió arena como un pasatiempo playero. A la noche, después del baño, seguían largando arena, así que cepillaba los sillones, las camas y los cuerpos de todos con una brocha que me dejaron los hiper sabios encargados del apart.
–    El agua está fría. “Te traje a Brasil precisamente para que no me digas eso”, pensé; bueno no. El agua está fría igual, al menos en Ingleses. Alquilamos un auto y fuimos a cuatro o cinco playas más y todas eran playas de agua más caliente que la nuestra. Mar del Plata siempre estuvo cerca.
–    El avión. Niño de 5, un lujo. Emocionado con la aventura, se durmió antes del despegue tanto en la ida como en la vuelta. Bebito de 1, inquieto pasaba de manos en manos, de asiento en asiento, lloraba, se tocaba los oídos, escupía el chupete, hasta que se dormía de cansancio. El avión estaba llenos de bebitos y nenes chiquitos así que no me sentí tan culpable (aunque un poco sí porque ninguno lloró como el mío).
–    El acierto: el auto. El auto que alquilamos un par de días fue lo único que nos permitió a marido y a mí tener una conversación adulta. En el auto se duermen, es automático. Si no van durmiendo, van sentaditos mirando por la ventana o jugando entre ellos así que un gol. La cagada: el día de alquiler de auto, 170 reales. Para todo lo demás existe quedarse encerrado en la casa con Discovery Kids.
–    Aprendizajes: La playa no es para todos los niños, o mejor dicho, no es para chicos de todas las edades. Si el grande armaba un castillo, el chiquito quería gatear para subirse arriba. Si el chiquito se dormía, el grande gritaba y lo despertaba. Por suerte el apart tenía una pileta y le sacamos el jugo porque, aunque la naturaleza es muy hermosa, ver arena en cada rincón del planeta te puede desquiciar.
IMG_20140204_180436–    Aprendizaje 2: Los chicos necesitan rutina, aún en vacaciones, y eso puede salir caro. Me encanta acampar, por ejemplo, pero con dos niños chicos para mí no es una opción. Mantener mínimamente la rutina de los chicos sale dinero y encima, al final, terminan extrañando. Van alternando entre pasarla bárbaro y querer volver, pero es lógico, a mí también me pasa.
–    Aprendizaje 3: Quizá una buena opción para el año que viene, o hasta que los niños crezcan y sean más independientes, sea alquilar una casa con pileta para pasar el verano con agua pero sin arena.

Lo menos: mi marido se intoxicó y terminó vomitando camino al aeropuerto y medio moribundo el resto del viaje de regreso. Todo muy hermoso.
Lo más: El mayor chocho con hablar “tortugués”, repite como un loro “obrigado” y “bom dia”. El chiquito dio sus primeros pasos con el viejo brazuca encargado de la posada. INGRATO.

¿Cómo vienen sus balances estivales?

Anuncios

17 pensamientos en “Balance estival

  1. Yo odio la arena desde que tengo uso razón. Porque tengo una piel de mierda y me quemo mal (tipo ampolla) me pica, me arde, me jode. Yo soy de esas que azulejarían las playas y porque no las plazas de la Ciudad de Buenos AIres (alguna sabe porque tienen arena? en mi ciudad eran piso de conchilla). En fin, a pesar de ello, como marido ama el mar fuimos una semana a la playa a dejar que mis padres hagan uso de sus nietos y nos descansar. Pero fue casi al pedo. Los abus hicieron lo que pudieron pero el mayor de 3 y medio hizo promedio 1,5 berrinches por día. Y el bebe de 9 meses no soportó más de 2 horas seguidas en la playa. Y mirá que alquilamos carpa y todo! La segunda semana fuimos a Tandil y fue mucho más relajado. Complejo de cabañas con pile, con otros niños para que el mayor de haga amigos, juegue y sobretodo se canse en la pile. El chicquito comió y durmió mejor… no se… el clima serrano les hizo rebien. Coincidencias con tus aprendizajes: #1 El auto es lo más. Aunque el viaje de vuelta casi mata al más grande por el famoso “pará que me hago pis”. Frase dicha 3 veces en menos de un kilómetro. Al rato dijo “Pa es una broma”. Yo pensé que lo hacía sticker o lo bajaba del auto y arrancaba. #2 si! es increíble pero los chicos necesitan aferrarse a una rutina. Odian no saber que van a hacer mañana, dentro de 10 min, lo que sea tiene que repetirse. Se ve que a medida que crecemos cambiamos eso, no? #3 la playa tampoco es para mi hijo menor. Juro que tocaba la arena y se ponía a llorar. Y (a pesar de lo que dicen todas que mi hijo es el que más grita) creanmé que este pibe llora en decibelios de ruido de subte!! im-po-si-ble dejarlo llorar sin que todo el mundo te mire mal!!!! Creo que el año que viene sale montaña!!!!!

  2. realmente te obsesiona la arena…mejor que no vuelvas a la playa! por otra parte, si no dejamos de lado algunas rutinas, de que vacaciones hablamos? relajaaaaa!

  3. Me encanto el relato, casi una costumbre.
    NO me importan todos los contras…DESEO irme de vacaciones a algun lado con #ebm. A favor: no me gusta la “vida de playa”, la costa…en general…no por la arena…no se bien porque…Por ahora no podemos ni viajar en tren, asi que falta, pero me dan muchas ganas…CAMPING AMO! Veremos…

  4. Las vacaciones me las tomo en cuotas, nunca más de 4 o 5 días seguidos en ningún lado, excepto cuando visitamos familia. Momento en el cual entrego mis hijos a sus abuelos y por 15 días no baño, no cambio, no alimento… o sea, básicamente soy feliz.
    Con respecto a la pantalla este verano les compré a los chicos una de Eucerin en aerosol que es bárbara, no sólo se aplica re fácil, sino que absorbe inmediatamente. Yo compré FPS 50 porque me gusta que los chicos tomen un poco de color, pero no sé si no hay más alta.

  5. Desde que tengo a mi hija yo no me quiero ir de vacaciones. Cada vez que llega el email de RRHH pidiendo la fecha cierro los ojos y maldigo la hora. Mi marido adora la playa, adora manejar, adora conocer lugares nuevos y yo no encuentro escenario más incómodo que salir de mi casa para lograr que mi hija coma bien, duerma bien, esté de buen humor. Felicito a la mujer de Parque Leloir.

  6. Durante los tres primeros años de mis hijas las vacaciones transcurrieron en una quinta familiar de Parque Leloir. Y aunque con el tiempo pudimos darnos el gusto de conocer lugares preciosos, todavía miramos aquellas fotos y recordamos esos veranos con mucha nostalgia.
    Besos, y bienvenida!

  7. Leí tu post Vacaciones con chicos y quise matarme. Tenía reservado hotel en la costa para ir por primera vez de vacaciones con hijo de casi año y medio. Le reproché a casi marido: te dije que teníamos que ir a un apart. Como fui sabiendo que no iba a descansar, las vacaciones estuvieron mejor de lo que pensaba. Hijo durmió un promedio de 10/14 hs por noche más siestas, porque en la playa iba y venía 200 veces por minuto, así que quedaba knock out. Sus descansos me dejaron tener conversaciones adultas y hasta leer un libro. La gloria. Durmió todo el viaje (ida y vuelta). También dormía en la playa, adentro de un iglú que llevamos. Si no se nublaba, volvíamos para almorzar y que durmiera siesta o estar en la pileta a la sombra (yo también soy obse). Eso sí, jamás de los jamases comimos los tres sentados juntos y nunca se quedaba en el coche o en la sillita. El hotel parecía un kinder pero él era el único sub 2 que caminaba, ergo, el más activo, ergo, había que perseguirlo por todos lados. Irene tiene razón, siempre creemos que nuestro hijo es el que más llora y el que peor se porta en público. Conclusiones: la próxima iremos a un apart con pileta y no tendremos otro hijo hasta dentro de 10 años aprox. Tip: el bloqueador hay que ponerlo antes de salir, aunque igual quedará hecho una milanesa.

  8. Nosotros nos fuimos a la playa con hijo de casi 4 e hija de año y medio. ¡ a hotel! Si bien la pasamos bien (gracias a nuestro humor que todo lo minimiza), fue un grave error ir a hotel donde hay horarios y los pibes no pueden deambular en libertad. Afortunadamente los días fueron soleados y pudimos hacer mucha playa pero como yo soy obse del sol, la siesta y la alimentación, fue algo cansador tener que cumplir con eso también, pero bueno, que ellos durmieran siesta era obligado para poder estar un poco a solas con mi pareja. Voy a tomar nota de la casa con pileta aunque sueño con irme de camping. Pero ¿carpa en el sur con niña de dos y medio?

  9. lav! relato.
    estoy de vacaciones (?) cuidando la casa de mis viejos.
    problemas: animales en la propia y ajena, nuestras cosas no están ahí (pero a 5 minutos de auto), nuestras cosas es sus cosas (elementos de baño, tele abajo), potencial temor propio (ya despejado anoche), aislado (comercialmente)
    ventajas: casa rereregigante. por dios que diferencia una criatura en 60m2 o infinito.

  10. Tengo uno de 4 y otro que pronto cumple 2. Las primeras vacaciones con hijos fuimos a la playa…un horror ! No es que la pasaba TANN mal pero era agotador y los momentos de disfrute y relax muy pocos… Y encima insistimos los siguientes años !!. Hasta este año , que mi suegra alquilo casa con pileta estuve un mes !!!! Y fue lo mejor !!! Comimos mucho asado , comidas caseras , mucho verde y pileta disfrutaron de sus primos y nosotros de asados con familiares y amigos !! Estuvo muy bien ! Lo super recomiendo , vacaciones con niños pequeños …casa con pileta es lo mejor !! Hasta pude leer !!!

  11. Claro Loly! Es muy extraño el 24×7 cuando en el día a día de todo el año nunca pasa. Además esa imposición de “tenés que descansar” cuando la realidad es que con chicos pequeños es muy dificil. Ellos se alborotan también por la ausencia de rutina, quizá?

  12. No se si yo soy la rara, estaba muy cansada o idealizo mucho las vacaciones. La pasé bien peeeeeeeero algo me falta (o me sobra)
    Hijo tiene 4 años y es muy activo, ya tirando a MUCHO. Y en las vacaciones estaba especialmente más activo que nunca. No hacía caso, rabietas. Me sentí mal algunas veces por estar cansada de mi crio. Sumale marido cuestionador “estas de vacaciones, relajate” AH SI ES RE FACIL, ACA TENGO EL BOTON RELAX
    Creo que me faltó silencio. Es extraño estar las 24 hs los tres juntos.

  13. Encantador relato, por lo que me acuerdo es así, tal cual. Todavía no tengo comentarios estivales, recién me iré en marzo con hijo de 30, con quien no veraneo desde que tenía 20, ambos estamos solos y nos pareció una buena excusa para disfrutarnos. Eso si todo planeado, apart conocido, con pileta climatizadísima frente al mar, ideal para dias lindos o de lluvia. Te contaré para que tomes nota para un futuro, algo lejano para vos, todavía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s