La habitación

Aún no terminé The Room, pero ya me compró. Novela del año 2010 escrita por la canadiense Emma Donoghue, La habitación cuenta la historia desde la perspectiva de Jack, un chico de 5 años que se encuentra secuestrado junto a su madre. Esto podemos saberlo por las pistas que el nene nos va dando, por la ignorancia del mundo exterior que demuestra al contar los hechos, y por la relación con su madre.

Jack duerme en un ropero que hay en la habitación para no toparse con el “Viejo Nick”, el hombre que les trae las provisiones del mundo exterior. Él no sabe por qué cada vez que visita a mamá por las noches, la cama hace ruido. Jack relata los juegos que juegan, los libros que leen, la comida que comen hasta que su madre, harta del mundo paralelo en que vive su hijo, decide empezar a contarle de que se trata el “mundo exterior”. ¿Cómo explicar a un niño de 5 años que ha vivido en el aislamiento absoluto lo que son los aviones y los árboles, que todas las personas tienen “mamá” o que el nombre “Jack” se puede compartir?. “Mamá” intenta explicar a Jack que lo que ve en la tele son representaciones del mundo real y que ellos están ahí porque el “Viejo Nick” los tiene secuestrados. ROOM-II

Lo interesante de la novela es como Emma Donoghue desnaturaliza todo lo aprendido para tomar el punto de vista de un ignorante del mundo y construir así la novela. Para el lector, resulta más que angustiante; es desesperante. En plan de avivar a Jack, “Mamá” le cuenta que cuando tenía 19 años el “Viejo Nick” la secuestró en una camioneta marrón y la encerró allí, en una habitación con paneles aislantes del sonido y recubierta por una malla metálica. También le relata los intentos que tuvo de escapar en los 7 años que lleva encerrada, por lo que uno enseguida infiere que el nene es hijo de él.

Preguntas que me persiguen: ¿Se puede amar al hijo gestado en una violación? “Mamá” es una madre muy amorosa y paciente, pero ¿realmente ama a Jack o el nene representa el escape mental al encierro? Una de las cuestiones más angustiantes es que mientras “Mamá” ansía liberarse del hombre que los tiene encerrados y anhela la vida y los años que perdió, Jack no quiere más que lo tiene porque no lo conoce. Los relatos sobre el “mundo exterior” que le empieza a narrar su madre, sencillamente lo aterrorizan. Aunque me falte un 30% para terminar la novela, ya me ganó por lo dulce y siniestra, empática e incómoda. La súper recomiendo.

 

Anuncios

4 pensamientos en “La habitación

  1. Terminé de leer la novela de Siri Hustvedt que recomendaste y empecé ayer a leer Nada se opone a la noche. Ambas dan fe de que no erraste en lo más mínimo con sus reseñas. Estoy fascinada con la historia de Lucile y está buenísimo saber que agrego esta nueva recomendación a mi lista de espera. Gracias, nena!!

  2. Siempre literatura pasatista vos, jajaja. Zarpada pregunta justo en esta semana de caso mediático de aborto a nena violada (nena es un agravante que impide comparar el caso, creo, pero es inevitable la asociación en estos días). Como siempre, bienvenido el debate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s